El Windows que viene….

Leo en DiarioTI que, cito textualmente, La próxima versión de Internet Explorer enviará todas las direcciones de Internet digitadas por los usuarios a Microsoft con el fin de «controlar si se trata de sitios de phishing».

La idea no es nueva. Hay varios programas que nos ayudan a evitar fraudes por internet o a eliminar spyware funcionan construyendo bases de datos de elementos malignos, ya sean webs conocidas por llevar a cabo phishing o programas nocivos (el llamado Spyware). El cambio que propone Microsoft es de gestión de esas bases de datos, mientras actualmente se trata de construir una base de datos con sitios malignos y permitir que los usuarios bajen un pequeño archivo que contiene las direcciones, programas, archivos… que deseamos ignorar, MS propone gestionar esas bases de datos en tiempo real. Para llevar a cabo ésto, según dicen, es necesario monitorizar todas las páginas que el usuario visita y guardar un registro con todo lo que el usuario hace. La invasión de la privacidad de los usuarios es más que evidente. Mientras, MS, para evitar crí­ticas matizan que la opción será desactivable por el usuario… Una falacia porque Microsoft sabe (y todos nosotros también lo sabemos) que el usuario promedio de windows no lo hará. ¿Acaso Windows XP no se comunica con servidores de Microsoft y espí­a al usuario? ¿Y qué porcentaje de usuarios ha eliminado esto? Apuesto que ni el 5% bloquea esas comunicaciones… Y estoy tirando por lo alto. Pero bueno, ya encima unir a todo ésto información sobre las páginas que visitas… ¿Inadmisible?

Todo esto se une a la polémica desatada hace ya unos dí­as cuando se puso a disposición de desarrolladores (y curiosos beta-testers :P) la versión beta en desarrollo de Windows Vista, a la cual se descubrió un misterioso tráfico oculto…, sin olvidarnos de la pretensión anti-piraterí­a de microsoft. De modo que el microsoftware que viene será muchas cosas, ello incluyendo el calificativo de polémico.

Lo peor: La seguridad, la privacidad y por tanto, la capacidad de los usuarios está siendo mermada.

Lo malo: La privacidad sigue sin ser considerada prioritaria para los navegantes, prioritario es que no los dejen escuchar la música que quieren.

Lo bueno: Aunque la privacidad sea violada numerosas veces, el momento en el que los usuarios de Windows no puedan oí­r los mp3 que quieran (de hecho no podrán bajarlos, si consiguen lo que quieren) y sólamente puedan oir los “originales” firmados por microsoft el cambio a otro sistema se hará necesario… ;)

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment