Una cierta diferencia

Van a disculpar ustedes que tome una posición un poco más personal en el post de hoy, es algo que quizá se va a repetir algo más en los próximos días, ya que estoy atravesando una etapa de puro cambio vital y, qué les voy a decir, si no lo cuento yo en mi blog no lo contará nadie.

En alguna ocasión he dejado entrever que andaba cuestionándome el nuevo enfoque que deseaba para mi vida cuando acabase la etapa que, vislumbraba, se acercaba a un final.

Pues bien, esa etapa anterior como estudiante predoctoral tocó a su fin hace algunas semanas con la obtención de un doctorado.

Acabada la aventura anterior, pude por fin afrontar aquello que hacía meses que tenía claro, que me esperaba al otro lado del doctorado y que representó parte del impulso necesario para acabar una tesis que no encontraba la chispa para finalizar. Esta nueva etapa conlleva un gran cambio de ritmo respecto a mi tarea ocupación anterior. En todos los aspectos: pasar de trabajar como investigador en una Universidad pública, a realizar tareas un poco de todo en la Sociedad Cooperativa de las Indias Electrónicas; de estar viviendo en Málaga frente al mar a trasladarme a Madrid. ¿Pueden cambiar más cosas en menos tiempo?

Así de breve se enuncia, así de complejo es el cambio. De estar en un trabajo en el que no encontraba la motivación ni me ayudaban a encontrarla en un entorno plagado de pequeñas miserias e intereses personales (desde el funcionario hasta el aspirante, la universidad no genera una alternativa ideológica ni humana), a estar en un proyecto aparentemente más pequeño donde la motivación te llega a todas horas, donde el ambiente diario se rige por la cooperación, el esfuerzo y la cercanía humana de los que comparten contigo ese esfuerzo. Está claro que sí que podían cambiar más cosas en menos tiempo: el entorno diario es, aquí, radicalmente positivo.

Apenas una semana es un periodo demasiado breve para sacar conclusiones, pero de momento estar aquí es tan entusiasmante como prometía. Aunque adaptarse al cambio sea un reto que requerirá un tiempo y un esfuerzo.

Eso no es sencillo y no lo será nunca, porque los retos son retos precisamente porque no son sencillos de lograr. Sin embargo, apenas una semana en este nuevo entorno parecen confirmar que por primera vez en años estoy dedicando los días a algo que realmente me ilusiona hacer, y eso tan sólo puede ser una buena noticia.

Mañana más sobre los temas de siempre (o sobre esto mismo, lo veremos sobre la marcha).

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

7 Comments

  1. Me alegro que estes bien! Y sobre todo que tengas ilusión, la verdad es que sí, nueva etapa completamente y cambio “radical”. Un abrazo tronco.

  2. Menudo cambio radical, de súper-especializado (¿qué te brinda si no una tesis doctoral?) a pluriespecialista. Qué lástima que la burrocracia funcionarial universitaria haga de fuerza centrífuga que expulsa a excelentes científicos hacia otras disciplinas (o conjuntos de) o ámbitos. No te quepa duda que vayas donde vayas, hagas lo que hagas, lo harás bien y harás bien (que son dos cosas distintas…). ¡Un abrazo muy fuerte y disfruta a tope esta nueva etapa!

    • Bueno, es un cambio total. Pero es un cambio que, por otra parte, ha surgido de forma casi natural. La Universidad parecía buena idea, pero no lo era. El foco acaba no estando en la investigación sino en la obtención, a toda costa, de una posición fija donde sea, en el tema que sea. Y para ser funcionario tuve muchas opciones desde que cumplí los 18. No era eso lo que uno buscaba de entrada sino un cierto ambiente libre y creativo. (Que no se da: en general, encuentras personas que aún persiguen ese ideal y muy pocas que lo lleven a cabo. En general es un ambiente que a mí personalmente ni me satisfacía ni me complacía… y de un tiempo a esta parte ni siquiera me hacía feliz.)

      Es al final un espacio constrictor en el que, además (y en España más), funciona mucho el amiguismo. Por eso no se genera una alternativa ideológica capaz de reformarla y adaptarla a los tiempos que corren: porque los criterios para perpetuación y promoción no son, en general, cientifícos.

      ¡Ay, gracias!

  3. Me encanta leerte decidido e ilusionado; si difícil es ser uno mismo, ser consecuente con uno mismo supone emprender una andadura que, cuanto menos,se promete dura pero también provocadora ehh¡¡ Muchisisima suerte y un abrazo brother¡

  4. Sabes desde aquí de Málaga nos gusta escuchar esas palabras y mas sabiendo lo importante y desafiante que podia llegar a ser ese nuevo proyecto de vida. Son duros todos los cambios por pequeños que sean pero con optimismo, ilusion y motivacion son suficientes razones para superarlos. Desde que acabaste tu paso por la Universidad se te abre en tu vida un gran abanico de oportunidades que te apareceran poco a poco. El talento natural brilla en ti desde siempre y emprendas el camino que emprendas estamos seguro que conseguiras todo lo que quieras. Desde Málaga un abrazo y ya sabes donde nos tienes.

Submit a comment