Ubuntu Software Store, otra mala idea de Canonical

(Actualización 2009-09-26: Nos avisa DavidM en un comentario que Canonical ha cambiado el nombre de la aplicación. Pasa a llamarse Software Centre. Como comenta DavidM, es un pequeño respiro y al menos nos hace pensar que Canonical escucha el eco de la comunidad.)

Ubuntu

Ubuntu Software Store es el nombre que Canonical ha escogido para el tradicional menú de Añadir y quitar programas, que es la versión para novatos de Synaptic. Así se llama desde la aparición de la última versión hasta la fecha –Alpha 6– en desarrollo de lo que será Ubuntu 9.10, cuya versión estable será liberada el mes próximo y cuyo nombre en clave es Karmic Koala. Lo he descubierto de casualidad en Genbeta.

¿Por qué llamar Store a lo que no es más que un simple repositorio? ¿Por qué ese afán, no sólo por parte de Canonical?

Podemos pensar que el nombre no es apropiado pues, como hemos mencionado, esa «Tienda de software de Ubuntu» no es más que un repositorio. Pero, en realidad, el nombre es muy apropiado. Ahora lo veremos.

Canonical se ha ganado a pulso el respeto de una gran parte de la comunidad del software libre. Ha apostado por éste como modelo para su negocio, algo de lo que ellos salen beneficiados pero todos los demás también. Clásico modelo de software libre. Hasta aquí, nada que objetar.

Pero Canonical ha anunciado en los últimos meses algunos movimientos que nos hacen ser muy recelosos de su compromiso con el software libre. Es aquí donde aparecen las objeciones desde la comunidad del software libre, y donde yo mismo empiezo a no estar cómodo.

De uno de ellos hablé en su día: Ubuntu One, el Dropbox de canonical. Almacenamiento online para sincronización usando software no libre como servicio. Repito: no libre.

Del otro no hablé, aunque Pere me avisó. Canonical anunció Landscape Dedicated Server Edition. La versión instalable de su gestor de múltiples pcs. Instalable y privativa, claro. La alternativa que Canonical ofrece a esta aplicación privativa es la misma versión instalada en su nube: con lo cual tenemos el problema del control del usuario mediante software como servicio.

Canonical demuestra que, como en otros muchos casos, su compromiso con el software libre es puramente coyuntural. Nada nuevo, dirán muchos. Sí hay algo nuevo si nos atenemos al discurso de Canonical.

¿Hasta que punto es posible capar los repositorios de un sistema abierto como el GNU/Linux de Ubuntu y centralizar los repositorios al estilo de las App Stores para móviles? No parece sencillo. Ni sencillo técnicamente sin tocar mucho la gestión de paquetes y repositorios. Ni sencillo desde el punto de vista de la imagen corporativa: las consecuencias que acarrearía tan sólo el intento serían severas para Canonical, así que no creo que se atrevan a algo tan radical muy a la ligera.

Pero aún cabe preguntarse qué demonios piensa Canonical cuando elige ese nombre y no otro para renombrar un menú que ya tenía un nombre absolutamente claro e identificativo, confundiendo a los usuarios hablando en términos que resultan, cuando menos, desconcertantes.

Tal parece que, siguiendo el hype marcado por los grandes como Apple y Google, Canonical ansiara vender aplicaciones. Y repito: no parece sencillo de hacer en un sistema que permite añadir más repositorios tan sólo editando un archivo en texto plano. Pero habrá que seguir de cerca estos pasos de Canonical, pues la palabra «Store» no puede ser más inapropiada cuando se usa para definir un repositorio de software libre.

Y mientras escribo este post pienso que quizá el mes que viene, en lugar de instalar la próxima Ubuntu volveré a usar aquella distribución que quizá no debí dejar de usar…, y sé que alguien sonríe.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

18 Comments

  1. El enfoque de Canonical estaba claro: captar usuarios domésticos, de esos que no se preocupan si es libre, freeware o crackeado mientras funcione y no haya que ponerle demasiado esfuerzo.

    Al principio era la facilidad de uso, una forma de conseguir que funcionásemos principalmente en la interfaz gráfica y, para los que no sintieron interes, esconder bien escondida la consola.
    Ahora se acercan a los modelos de distribución que mejor están funcionando: un escaparate permanentemente actualizado y a sólo dos clicks de ratón. Aplicaciones libres, gratuitas y de pago, justo en tu escritorio preparadas para esas compras impulsivas.
    Añadir repositorios es fácil pero, para muchos inaccesible, la consola es fea y marea y synaptic no es ni será nunca tan “mono” como esa “tienda”.

    Canonical ha conseguido algo muy en la línea de Google, caer bien, pasar por filántropos e ir construyendo un imperio, con un modelo de negocio claro y aceptado por unos clientes convertidos en fans.

    Yo también me vuelvo a Debian…

  2. Es curioso, y sí que empieza a oler un poco mal, pero creo que de momento es pronto para empezar con el alarmismo.

    [modo paranoico ON]Seguro que el nombre es publicidad subliminal, para introducirlo poco a poco y que cuando se combierta en una tienda propiamente dicha no reaccionemos[/modo paranoico OFF]

  3. Salud

    ¿Será solo por la moda de los «stores»? Ubuntu, mal que bien, es muy de modas.

    Sería interesante ver funcionando un sistema de repositorios de pago para el usuario doméstico (pero con SL), eso sí, bueno, bonito y barato (y libre, por descontado). Lo malo es que no parece que sea el futuro, como bien señalas, los pasos de Ubuntu son hacia el software propietario (nunca ha sido una «distro» de puritanos, eso hay que reconocerlo, pero de ahí a que «lo nuevo» sea «privativo» hay un paso que Canonical está dando).

    Tal vez este sea el paso previo que está dando Canonical para cambiar el sistema que tiene para la paquetería.

    Hasta luego ;)

  4. Gracias por los comentarios. Últimamente pienso mil veces antes de darle a publicar los post porque creo que tengo ideas aún más raras que de costumbre… pero da gusto saber que gente que sabe de esto ve mis ideas absolutamente descabelladas.

    Un saludo!

    PD. ¡Senda! ¡Debian, joder, debian! :___D Me tengo que buscar el momento aún, porque con la tesis casi lista no voy a jugar a cambiar de sistema hasta que no la cierre… pero vamos: la decisión mental está tomada, sólo hace falta encontrar el momento de relax (en cuanto la tesis no requiera más cambios).

  5. En estos momentos estoy usando ubuntu 9.04 pero reconozco que no hay con que darle a debian. En breve, también tengo pensado volver a los cimientos.
    Lo de canonical dia a dia es mas lamentable y la sensacion de traición aumenta. Pero seamos realistas, tarde o temprano íbamos ver estos “sucesos extraños”… es una empresa y donde el capitalismo diga presente, todo proyecto pierde su encanto y su humanidad.

  6. Este verano puse una debian estable en una máquina virtual para ver, y era bonita! Da ganas volver a Debian.

    Por cierto, desde que se me curó la versionitis, me da igual que la Debian estable sea algo “vieja”. En el trabajo tengo una Ubuntu 8.04 LTS y paso de actualizarla.

  7. buenas a todos.. no veo porque tanto la alarma, si es cierto que ubuntu se esta volviendo cada vez mas cerrado.. como para generalisar lo que pienso.. pero no creo que ubuntu valla a pasar de ser libre a propietario, he visto muchas cosas en las que mark le apuesta al software libre y no creo que suceda esto, por lo menos a mediano plazo… bueno ahi es donde podemos tomar una parte de la biblia que nos dice: “Solo Dios conoce el corazon de los hombres”…
    De mi parte continuare en ubuntu, actual mente uso karmic koala y las ultimas actualizaciones estan al pelo…

    Nos estamos escribiendo…

  8. Este artículo es interesante y respeto la opinion del autor pero no estoy totalmente de acuerdo:

    Lo primero es que Ubuntu no es totalmente libre, cada aplicacion tiene su propia licencia (BSD Licence, JAVA Licence, etc), además de que utiliza software privativo desde hace mucho (controladores, firmware, codex, etc). Por eso no es apoyada por la FSF y de ahi parte la existencia de GnuSense.

    El software libre no significa “gratis”, la licencia GPL sienta sus bases en la ética y la filosofía del la manera de usar y desarrollar sofware, la GPL permite cobrar por un programa. A pesar de la promesa de Ubuntu de ser gratuito, el hecho de vender FLOSS no es ilegal, ni mucho menos traición. Por eso un usuario de ubuntu no es 100% usuario de FLOSS, esto no significa que no se apoye la causa pero sin estas piezas de S. Privativo Ubuntu no sería una de las distribuciones más usadas.

    En lo que si estoy de acuerdo es que resulta desconcertante en que utilice software privativo para comercializar servicios, sin embargo, lo mismo hizo con Launchpad, en un plincipio. Launchpad era un conjunto de modulos privativos pero se han ido liberando hasta ser completamente libres. El desarrollo de launchpad es muy importante para la distribución hoy en dia. Por eso aunque el software que en la actualizad creo que no significa que así valla a ser en el futuro.

    En todo caso yo no deseo usar software privativo pero estoy dispuesto a pagar por Software Libre, por que me gusta, puedo participar en su desarrollo y por que todo buen trabajo merece una retribución.

  9. https://bugs.edge.launchpad.net/ubuntu/+source/software-store/+bug/436648

    Al final el cacharro se llamará Software Center.

    Por supuesto esto no mueve ni un milímetro los planteamientos. Si quieren meter software propietario con precios en el repositorio, lo meterán. Esto sólo demuestra que Canonical es consciente de la comunidad y prefiere no darle la espalda del todo, seguir moviéndose en la ambigüedad.

    Ambigüedad que, es mi sensación, no es tanto calculada como conflictiva. Debe haber diferentes elementos en la empresa tirando en direcciones distintas.

    De todos modos, creo que algunas cosas leídas aquí son un poco demasiado alarmistas. No creo que ni por un minuto se hayan planteado capar el acceso a otros repositorios…

  10. xD xD xD

    Estoy revisando mis feeds para ponerme al día y me ha divertido mucho tus referencias y repasando aquel intercambio de artículos a tres bandas Foncu-Yo-Tú xD xD xD

    Desde luego, ya estás tardando en cambiarte a Debian, porque por supuesto es mejor y los nombres de sus versiones son más chulos :oP.

    Tampoco pasa nada porque el linuxero más admirado por las féminas quiera vender software ¿no? Os debería preocupar más el software privativo que os dan gratis, que aquel que no está enmascarado bajo el ambiguo free del inglés.

    Al final todo es como la leyenda urbana de los camellos en la puerta del colegio regalando caramelos con droja (lease con jota, no con ge)…

  11. También podría ser una marco ideal donde los programadores de software libre pudiesen vender sus programas.

    Me explico, según tengo entendido yo (si me equivoco corregidme), que un software sea libre no significa que sea gratis, así pues, este store podría permitir a quien quiera vender software hacerlo y no tendrían por que capar el sistema si este software solo se vendiese por este canal. Incluso se me ocurre que podrían vender musica creative commons.

    Y es que nos guste o no el software libre tiene que financiarse necesita encontrar un modelo de negocio.

  12. Busca un diccionario de sinónimos inglés. La palabra “store” está mal escogida, pero no quiere decir necesariamente tienda. En este caso supongo que se referiría al repositorio, como almacén o depósito de software. Vamos que la (mala) traducción literal hubiera sido algo como “Depósito (almacén) de software de Ubuntu”.

    • No necesito un diccionario para saber que store equivale también a almacenar/almacén. Sin embargo, el sentido viene a ser de menor importancia cuando todos los almacenes/repositorios cerrados y de pago actuales se han venido a llamar Store (precisamente para huir del shop (que apesta a pagar y que no es un buen nombre comercial, sin olvidar que el lenguaje comercial suele ser ambiguo).

      Y ojo, a mí que haya aplicaciones libres de pago no me parece mal. QtiPlot requiere una donación de 10 euros si quieres el ejecutable ya compilado, pero te puedes bajar el código (gpl) por la cara. En alguna ocasión he donado porque me parece un software muy útil. Pero hay diferencias entre eso y las app store al uso. Y Ubuntu parece, como indica un comentario arriba, estar pasando por un debate interno… diferente gente tirando de la cuerda hacia diferente dirección ;)

      Un saludo.

      • Creo que llevas razón, cito del “Tecnical Overview” del nuevo Ubuntu:

        “This name should be localized, and the code should advise translators to “Translate ‘store’ with the meaning of ‘shop’ rather than ‘repository’, if there is no common term covering both””

        Resumiendo, se recomendará a los traductores traducir el termino “store” como “shop” (tienda) no como “repository” (repositorio).

        Mas información:
        https://wiki.ubuntu.com/SoftwareStore

        A pesar de todo, por lo que llevo leido, no hace referencia a software de pago. El sistema pretende sustituir con el tiempo la actual gestión de paquetes de Ubuntu.

        Un saludo.

  13. He llegado aquí precisamente buscando opiniones sobre software store, y la verdad es que me alegra ver que no soy el único que ve en “appstore” un futuro negocio orientado a ser una plataforma tipo “Steam”, donde se dará acceso tanto a software libre como a privativo.

    El caso, es que por mucha mano que meta Canonical el mundo de linux seguira como hasta ahora y quienes realmente utilizamos linux por su filosofía más que por “ser gratuito” siempre tendremos infinidad de opciones libres. Yo empecé con una Mandrake y ahora estoy utilizando un derivado de Ubuntu, pero tanteo irme a una Debian o una Fedora después de los últimos cambios en Ubuntu, no me caso con nadie. Sin embargo, hay que reconocer que para llegar al usuario medio (la idea de Canonical), Linux, o mejor dicho, las distros con fines comerciales (aquellas que entran por los ojos) tienen que bajarse los pantalones y conseguir dar al usuario todo lo que da Windows, pues su finalidad primeriza es conseguir una buena “cartera” de clientes y la única forma de llegar a ellos es arrancandolos de otros SOs (privativos).

    A mi, personalmente, mientras no quebranten las licencias de software libre que están utilizando y se lien a transformar ese software en software privativo o lo vendan como si fuese su trabajo, no me importa que quieran obtener lucro de su verdadero trabajo. Red Hat o Novell también se lucran con el trabajo de otros (Fedora y OpenSuse, respectivamente) y hacen contribuciones al mundo del software libre (Red Hat estaba entre las compañias que más contribuian al nucleo de Linux, después de los usuarios anónimos).

    Existe BSD, pero a diferencia de cualquier GPL, BSD sí permite transformar el software libre en privativo, y ahí sí saldriamos perdiendo todos.

Submit a comment