Twitpic

Twitpic no cierra (sólo) por una demanda de propiedad intelectual

Las imágenes subidas a Twitpic desde hace años, la mayoría subidas cuando Twitter aún no permitía subir imágenes dentro de un tuit, finalmente no se perderán porque Twitter va a copiar todas las imágenes de Twitpic a su propio servicio, tras comprar ese archivo, evitando que miles de tuits queden rotos al no cargar las imágenes enlazadas en ellos.

Pero eso no es de lo que yo quería hablar. Yo quería hablar de lo que nadie parece comentar sobre este asunto: el verdadero motivo del cierre de Twitpic.

En septiembre, el fundador de Twitpic anunciaba el cierre del servicio, y culpaba de ello a la insistencia de Twitter de pleitear el nombre por considerar que Twitpic se aprovecha de una marca registrada por ellos.

Por más feo que sea ese asunto, si Twitpic fuera una máquina de ganar dinero para sus dueños y trabajadores, no habría más que cambiar el nombre y seguir funcionando. Pero no, esa vía se descarta y se culpa a Twitter de enviar a una empresa a la cuneta usando la propiedad intelectual y el registro de marcas comerciales.

Y Twitter ciertamente ha usado esa técnica para meter presión, pero el verdadero motivo del cierre de Twitpic es que el servicio no es rentable. Si estuvieran ganando dinero cambiarían de marca y punto, pero a estas alturas ya saben que han perdido la carrera frente a la funcionalidad nativa y no deben estar por la labor de volver a repetir la historia añadiendo otra funcionalidad a Twitter, conocederos como son ahora de la debilidad estratégica de construir un negocio completamente dependiente de otro servicio externo que no controlas, algo que hemos comentado otras veces en este blog (desde hace años).

Al final estás vendido ante cualquier presión que te impongan desde ese servicio del que dependes. Y eso es lo que ha pasado a Twitpic, lo de la demanda de propiedad intelectual es en este caso tan sólo el resfriado que se lleva por delante a quien ya no posee sistema inmunitario.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Salud

    Sin contar que, creo, en esta ocasión Twitter llevaba parte de razón. No estamos ante «propiedad intelectual» (en sentido estricto) sino ante «propiedad industrial» (la marca) con un claro elemento de «confusión al consumidor» (¿cuántos de los que usaron, en su día, Twitpic pensaban que esta compañía era parte de Twitter? todo lo que envolvía la web de imágenes era para aparentar la del pajarito).

    Todo lo demás, totalmente de acuerdo. Twitpic solo tenía sentido cuando Twitter carecía de almacén de imágenes, una vez que lo tuvo, ¿quién o para qué te servía Twitpic? Hay cientos de alojamientos de imágenes y algunos de los más grandes han tenido que redefinirse y reinventarse, en parte porque las formas de consumo o compartición de imágenes ha variado.

    Hasta luego ;)

    • Sí, comparto tu visión de que Twitter llevaba su parte de razón, y el matiz de que es protección de marca. Supongo que podríamos abrir el melón de «dónde termina la justa protección de marca», pero no quiero irme por el offtopic porque entiendo que acorde a lo que se entiende por protección de marca actualmente, Twitter tiene razón…

Submit a comment