Ubuntu

Décimo aniversario de Ubuntu

Este mes de octubre se cumplen 10 años desde la aparición de la primera versión de Ubuntu. Desde el absoluto desconocimiento inicial, Ubuntu se convirtió en la distribución preferida de muchos por ser la primera que se decidió a prestar atención a algo que los usuarios necesitan y piden: que todo funcione, y que todo funcione con facilidad.

En estos 10 años hemos hablado mucho de Ubuntu en este blog (que en unos meses cumplirá también su primera década de vida), la mayoría de las veces a favor, pero en ocasiones cuestionando sus decisiones y novedades.

Haciendo balance, las luces de Ubuntu merecen más protagonismo que las sombras. Linux es hoy una opción más realista para quienes quieran usarlo de lo que era hace diez años. Esa población que «quiere usarlo» es posiblemente más pequeña de lo que querríamos que fuera, pero quienes se deciden a probarlo encuentran instaladores amigables e interfaces algo más cuidadas que no son una mero calco del escritorio de Windows/OSX. Esto se encuentra en muchas distros pero probablemente la veda por esa mejora la abrió Ubuntu, y hay que reconocerles eso.

En estos diez años, el uso que hacemos de los computadores ha cambiado mucho: tenemos en el bolsillo computadoras mucho más potentes que aquellos PC en los que instalábamos la primera Ubuntu 4.10, Warty Wartog. Y el sistema más usado en estos PC de bolsillo es otro Linux como es Android, también sujeto a críticas por motivos merecidos (y algunos inmerecidos), como sucede a Ubuntu.

Podría contar algunas cosas más, pero entonces dejaría de hablar del protagonista de este post y me enredaría más. Esas otras historias las dejo para otro día. Si quieren leer un repaso más extenso a la historia de Ubuntu a lo largo de esta década, les recomiendo el artículo de Scott Gilbertson en Ars.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment