Queridísimos Piratas (auto)decapitados

La junta directiva del Partido Pirata elige al nuevo presidente, lo leo en un post de Ballota y al ver el enlace pienso «no me suena de nada este Ultano Peña, pero hay un enlace, será a su blog» y pongo el ratón encima del enlace para ver la URL a la que apunta el mismo mientras termino de leer el post.

Aquí viene la sorpresa, el nuevo presidente del Partido Pirata da como su gran referencia, su «como sé que no me conoces, aquí puedes saber algo más sobre mí» un perfil en Facebook. Period.

Cuando digo un perfil en Facebook lo que quiero decir es que la URL de referencia del chico no es un blog, sino un perfil en Facebook.

El presidente, repito, del Partido Pirata. Ya saben, piratas, rebeldes sin causa, conocen mucho sobre Internet y son activistas, ellos sí te representan (dicen ellos). Ya saben, activismo de Facebook. Es como ser un punkie de postal, como ser guapo de tobillos para abajo. Normal cuando compramos sin dudarlo el discurso acerca de lo mucho que molan ciertos servicios a los mismos a los que ya habíamos comprado el sobrevalorado discurso de WikiLeaks.

Ah, pero bueno… llega el propósito de enmienda. Se presenta, realiza su primera declaración pública… alguien habría pensado que este tipo de ocasiones son un momento perfecto para abrir un blog, pero que como somos formales y nos ha cogido de repente, y en calidad del presidente del partido, usamos la web del mismo. Pero siempre hay alternativas mejores, como presentarse usando un documento compartido en Google Docs. Un documento en el que prácticamente se limita a decir que el Joomla! de la web del Partido Pirata tiene los días contados. Llamativo cuando menos, y eso que no soy fan de ese (por otra parte, popular) CMS.

En fin, que les deseo lo mejor y todo eso pero, vamos, que éste, y no otro, es el estado de las cosas. De camino, un gran momento para oir a Dearly Beheaded. Ya saben: Be pirate, beheaded.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

7 Comments

  1. Je. Era de esperar. Lo del Partido Pirata en España no deja de ser una broma que, en mi percepción, siempre ha estado vinculada a una especie de ingenuidad convertida en entretenimiento. En otros artículos de Ballota se llamaba la atención sobre el hecho de que los éxitos del Partido Pirata en Berlín tenían bastante más que ver con su posicionamiento en contra de la corrupción (las prácticas de los protectores de la PI lo son, como mínimo moralmente) que con cualquier puñeta anti propiedad intelectual. Para empezar, llamándose Partido Pirata en España no se va a ningún lado si se quiere competir en el mercado de masas de la política. Segundo, en política, hacen falta liderazgos potentes y… ya se ha visto. Tercero hay que generar una estrategia y una elaboración comprensible de una agenda con aspiración a ser la agenda pública. Uno sigue pensando que la “opción pirata” aquí solo puede tener el mismo impacto real que ha tenido el ecologismo en política: ser parte de la agenda publicitada por los partidos (que no practicada en exceso) pero no una opción partidaria. Y esos sucedería por imitación, como pasó con Die Grunen en Alemania: arrastró a todos en Europa, pero nadie más los ha visto gobernar. La prueba del algodón: ¿alguien, incluido Nación Red, ha oído decir algo relevante al Partito Pirata sobre el reglamento que acaba de frustrarse con la Ley Sinde? He dicho oir, no que hayan dicho. Que, francamente, ni lo sé.

    P.D. ¿No pedimos demasiado al personal? Vaya usted a saber. Pero no mola nada.

    • Siempre fui muy escéptico con ese partido, para empezar por el nombre, que me pareció tremendamente errado, pues acepta el implícito (que los derechos patrimoniales son intocables y tú eres un delincuente, un pirata). Comprar el insulto del enemigo y de él hacer bandera es mal comienzo.

      Sobre su futuro, pues sí, la irrelevancia absoluta, y tampoco es que vayamos a llorar, no ha llegado ni una sóla propuesta decente. Pero es que quieran agarrar la bandera del discurso alternativo sobre Internet de esta forma me ha parecido tan llamativo…

  2. Salud

    Piratas (España) debería mirar un poco más a sus hermanos de Cataluña (que sí han tenido al menos unos éxitos en las locales), contando un honroso décimo puesto en Barcelona en las últimas generales (aunque muy lejos del escaño), no lo digo tanto desde el punto de los «éxitos» sino desde el propio funcionamiento de cara a la sociedad, el nivel de comunicación en Pirata.cat en relación con el Partido Pirata es mucho mejor (el Pirata español sigue con la portada para las elecciones, y eso que era difícil, desde esa portada, saber dónde se presentaban y dónde no), y se notaba hasta en la forma de promocionar a los candidatos (y quiénes iban en unas listas y en otras).

    Lo del perfil de FB como web del presidente del partido tendría un pase si fuera un perfil público, pero no lo es, para ver cualquier cosa de ese sujeto hay que estar, por lo menos, dado de alta en FB. En otras palabras, todo afiliado de Pirata (y los que no lo somos también) para saber algo de su nuevo presidente deben estar dados de alta en FB. Eso es un autogol en toda regla.

    Sobre que haya metido esa «declaración» en Google Docs… Mirando, la misma es el programa electoral del nuevo presidente de Piratas, no una declaración tras su nombramiento, y me encuentro con que todos los candidatos (salvo alguno) tienen sus cartas en Google Docs, así que imagino que es el Partido Pirata quien iba recibiendo las cartas y las iba colgando en Google Docs (algunas tienen como origen PDF, otras DOCX, etc.), en vez de usar uno de los múltiples sistemas de adjuntos o almacenaje de archivos de Joomla… así que no sé qué es peor ya… (Voy a proponer en Pirata una escisión de los defensores de Joomla!, ¡viva Joomla!! jajaja.)

    Hasta luego ;)

    • Más lo pienso y más desconcertado estoy. Tienes razón en que en pirata.cat se hace mejor, y tienes razón en que puede que sea el partido el que iba recibiendo cartas en gdocs (gol en propia meta, igual que el de Fbook que comentas), no sé. Muy desconcertante, y creo que hay alguna idea de mucho valor en el comentario de Gonzalo un poco más arriba.

      ¡Saludos!

    • Un repaso por su web muestra un posicionamiento bastante más elaborado e interesante en Pirata.cat . Pero resulta verdaderamente decepcionante la posición sobre derecho de autor y de patentes. Quizá pueda decirse que es lo suficientemente conservador como para no ser tachados de frikis y radicales, pero un partido pirata que, simplemente, no declara que de modo radical que las patentes son un mal por sí mismas y todo lo deja en “reforma” da un poco de pena. Ni una palabra sobre reducción de plazos (tampoco en derecho de autor) y sí el desconcierto habitual sobre el ánimo de lucro. Todo ello denota, para mí, cierta pobreza de reflexión y repetición de estereotipos. Por otro lado, rezuma una cierta concepción “nacional” (estado “nacional”) en la forma de presentarse, lo cual no es nada especialmente extraño en el mundo en el que vivimos, pero hace sentir que el estado del debate sobre sociedad red es algo primitivo, dicho a partir de primeras impresiones. Precisamente, si algo tiene que imponerse el activismo sobre propiedad intelectual es su actuación internacional concertada: se puede ir por tu propia cuenta y “destruir” el sistema publicando con licencias que devuelvan lo creado al dominio público (no he encontrado estas dos palabras en las pocas páginas que he leído de programa y me parece un síntoma) y se puede presionar a las instituciones para cambiar leyes. Las leyes están absolutamente vinculadas a los tratados internacionales sobre el tema. En fin, mejor, pero tampoco – para mi – demasiado idóneo.

Submit a comment