Porque la policía siempre quiso saber dónde estuviste…

Y es que cuando hace unos meses comentamos que los billetes de Metro de Madrid incluirían información RFID ya mencionamos también que sistemas parecidos están funcionando en otras ciudades como Londres y sus Oyster Card (menudo nombre, esto sí que es buy-in, que hace unos días me enteré que así es como los guiris llaman al “vender la moto” tan español nuestro).

Pues parece que en Londres ya se han dado cuenta del arsenal de información que esas tarjetas almacenan (guardan un registro de TODOS los transportes públicos que se han tomado en los últimos dos meses) y la policía ha aumentado considerablemente sus peticiones de acceso a esos datos (acceso que se ha permitido en más del 95% de los casos, abrumador). ¿Son las tarjetas de metro con RFID la puerta perfecta para espías no deseadas? Sí, y molestan sobre todo porque son un exceso innecesario. En ciudades tomada, literalmente, por las cámaras de CCTV (y no hablo sólo de Londres, en la nueva T4 de Barajas más de 2500 cámaras “velan” por tu seguridad), ¿realmente es necesario este sistema?

Podéis leerlo (y agarráos el sombrero de camino) en TheRegister.

Más: (2006-03-15 @ 15.33)
En Paris hace ya más de un año que se propuso el pago de una cuota de 5 euros para poder usar los transportes públicos manteniendo una tarjeta que no guarde esa información. ¡Viva la igualdad! Tanto tienes, tanto vales. El proverbio siempre se ha cumplido con certidumbre…

“Cada vez que se establece un sistema de tarjeta inteligente que permite trazar los desplazamientos, es necesario proponer a la gente una alternativa, que es la alternativa del anonimato. Esta alternativa debe ser gratuita “, Christophe Pallez, Secretario General de la CNIL 17 de diciembre 2004.

Fuente (en fránces)
Gracias al informador-espía-traductor ^^.

Y más, en Málaga hace también varios años que nos cambiaron nuestro clásico bonobús por una magnífica tarjeta sin contacto (sí, así la anunciaban…). Fantástico ingenio tecnológico basados en sistemas que podéis imaginar, pero que en principio no tiene información del usuario, a no ser que el propio usuario lo requiera para poder acceder a tarifas especiales (estudiantes, jubilados, …). Pero la cosa es irla introduciendo, al final todos la usaremos… ¿Cambia esto mucho la situación en un pais (españa) donde es obligatorio llevar un DNI (y aún no es electrónico…) encima (aunque no todo el mundo lo lleve y pocas veces se requiera)? No lo sé…

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Me parace otra más de los gobiernos.

    Como siempre atentando contra nuestra intimidad y privacidad, cubriendo con la escusa de luchar contra el terrorismo.

Submit a comment