Poche

Pocket amenaza legalmente al proyecto Poche

Poche

Poche es una de mis aplicaciones libres preferidas de los últimos tiempos, un clon libre de todas estas aplicaciones/servicio tipo Read it Later (actualmente conocido como Pocket), y a la que ya he dedicado algún post en este blog.

Pues bien, leemos en el blog de Poche que hace dos días el desarrollador que impulsa el proyecto recibió un Cease & Desist por parte de Pocket a raiz de «violación de marca» al usar este proyecto libre la marca In the poche.

Me parece un movimiento harto agresivo por parte de Pocket, contra un proyecto libre apenas conocido, y que (quizá me equivoque) denota una voluntad de litigiar muy poco habitual en empresas pequeñas. Tendemos a pensar que las batallas de propiedad intelectual y de patentes son cosa de Apple contra Samsung contra Google contra Microsoft, pero esto demuestra que nadie jamás puede sentirse seguro en este contexto. La amenaza de demanda te puede llegar en cualquier momento, por inocente que sea tu proyecto.

Por buscar una explicación, se me ocurre que alguien en Pocket debe sentir que su propuesta de valor añadido es tan pequeña que este proyecto libre es una alternativa más que suficiente, y por tanto están dispuestos a impedir (aunque sea en los juzgados) todo desarrollo competitivo.

Por supuesto, recomiendo leer la carta abierta del desarrollador de Poche. Y por supuesto deseo que esto termine en un Streisand de los que te explotan en la cara; pero mucho me temo que esto es (casi) soñar despierto.

Actualizado (unos minutos después de la publicación): hay respuesta de Pocket a la carta abierta. Increíble pero van a forzar a un proyecto a cambiar el nombre porque en francés el nombre del proyecto significa lo mismo que el suyo en inglés. ¿Se imaginan a Calacanis demandando a Julio Alonso y Antonio Ortiz hace unos años y obligándoles a cambiar el nombre de su empresa? ¿A Apple demandando a Apfel GmbH? Es ridículo.

Actualización (2014-01-29): El proyecto cambia de nombre a Wallabag.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Salud

    En el mundo de las marcas estas cosas no son tan raras. Tampoco entre empresas pequeñas, más cuando el valor de la marca es el activo más importante (o principal). No pocos clones libres de algo (al menos en el nacimiento) han tenido problemas por apariencia, nombres de marca, forma de presentarse, etc. Algunos de estos casos se han eternizado cuando alguien ha intentado sacar tajada y se ha encontrado con un juez patriotero (como el caso de Nike vs Nike en España; 15 años sin que la multinacional pudiera imprimir «Nike» en sus textiles en España, usando nada más el «visto bueno» de su logo).

    Según entiendo, Poche eligió ese nombre justamente porque significa lo mismo que Pocket. En los dos casos hablamos de palabras comunes en diferentes idiomas, que podrían simplemente «coincidir» en el uso para una aplicación, pero no es gratuito su uso por el segundo, este se presentaba como clon libre del primero (vamos, el nombre busca «confusión»; y si se llamara FreePocket sería ene veces más confuso). Que no hubo una simple coincidencia de nombres (como Linux -software- y Linux -detergente-), y hablamos del mismo tipo de servicio (¿no?), tampoco es un nombre que describa el producto (como puede ser «lee más tarde», por cierto; imagino que es una de las razones reales por las que abandonó ese nombre en favor de «Bolsillo»).

    Al margen de esto, qué feo gesto del desarrollador de Pocket (y lo digo sobre todo tras leer su otra carta, ¿por qué no comenzó así?), después de algunos toqueteos (que el desarrollador de Poche menciona en su primera carta: cambio de logo, eliminación de las referencias a Pocket, etc.) yo hubiese dejado ahí la cosa, pero leo que el de Poche prefiere cambiar el nombre del producto antes de andar peleándose… pues bueno. Suerte con el nuevo.

    Ah, y, por supuesto, espero que el efecto Streisand se dé con toda su fuerza :D.

    Hasta luego ;)

    • Sí, seguramente sea lo mejor la decisión que anuncia en su mail final: se renombra todo y se quita de encima la amenaza de una demanda que le puede arruinar (literalmente) de por vida. Pero qué feo el gesto de Pocket… Se debe a sus accionistas, sin duda, pero ir así a por un proyecto que probablemente nunca dejará de ser un nicho. Vamos, blacklisted de por vida ;)

  2. Read it Later era una extensión en Firefox, la use bastante, hasta que un día, aparecio en mi PC, la nueva imagen de Pocket, pero además, debia ir al sitio web de ellos, para ver lo que antes guardaba en mi PC, lo borre inmediatamente, Read it later tenia una solapa en el navegador,al hacer clik se desplegaban unas páginas numeradas, cada una guardaba la cantidad de paginas que tu elegias, todo eso dejo de funcionar con Pocket que me parece una porqueria.

    • Yo tenía la extensión para navegador y una aplicación para mi (viejo) Android. De eso hará 3 años… el concepto molaba, pero igual que tú no terminé de ver el giro con Pocket. Como todo el mundo: necesitan que pases tiempo en su servidor para justificar inversión (tanto de VC como de clientes publicitarios; que en Pocket no hay mucho margen al trabajar con contenidos de otros), y si eso entorpece lo que tú estabas haciendo, ellos pasan por encima de eso (obvio).

      Yo no tengo Pocket instalado, lo borré en su día también, jeje.

Submit a comment