Patentes inútiles

«No hay evidencia positiva de que las patentes de software mejoren o aumente la innovación en el software. Ninguna.»

Brad Feld, en Feld Thoughts.
(gracias, Juan)

Esto sitúa a las patentes de software a la altura empírica de la homeopatía.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. Salud

    Lo curioso es que, en su día (y ya ha llovido mucho) se descartó la vía de las patentes para proteger el software (y se apostó por la «propiedad intelectual») porque se consideraba más oneroso y que ponía trabas en un medio de fuerte y rápida innovación, donde los costes de investigación no estaban disparados y que «bastaba» con la protección «inmediata» (pero más estricta en alcance) de la «propiedad intelectual» (e internacionalmente reconocida, la otra propuesta era un nuevo tipo de protección/propiedad), y esto lo decían muchos de los grandes de la industria, que necesitaban sacar su producto apenas terminado y que estuviera protegido, la idea no era tan importante como la implementación que YA funcionara, y reconocían que las patentes eran una traba para la innovación.

    ¿Qué cambió? Que ya protegidos por los DA pueden ir sacando determinado software al que buscan «reforzar» en protección con «propiedad industrial» (las patentes; no solo se protege la «literalidad», sino la propia «idea» que sustenta la patente, a diferencia de los DA), así que los grandes, antaño contrarios a las patentes, se volvieron sus defensores, y todo gracias a un sistema de patentes (el gringo) que «dejaba pasar» cualquier cosa en favor al «si está mal, alguien recurrirá la patente», y así nos va (donde lo que era excepcional se volvió normal, y se quiere volver norma donde aun no lo es).

    Hasta luego ;)

    • Eso lo decía Orwell ya.
      “Hagan del encarcelamiento de fascistas sin juicio previo una costumbre, y pronto no se hará sólo con los fascistas”
      Creo que estaba citado en algún artículo por aquí también.

      En cualquier caso se trata de destruir internet, o por lo menos frenarla. Internet es la primera expresión de libertad que tenemos los humanos ordinarios desde…no sé, desde siempre. Y en la libertad los gobiernos y las empresas ven amenaza. En este caso la amenaza va sobretodo contra su bolsillo.

Submit a comment