Neutralidad y cables

Obama y la defensa explícita de la neutralidad de la red

Aunque últimamente hable menos del tema, a estas alturas nadie debería dudar que la neutralidad de la red es uno de los temas que atraen mi atención de forma más continua. Libertades básicas como las de información y comunicación, pero también básicas como la libertad de ganarte la vida emprendiendo sin trabas, dependen de que se preserve esta neutralidad.

Vilipendiada, atacada, asediada, pero también defendida (sí, por menos, y menos ruidosos, pero también defendida), la neutralidad de la Red está sometida al negro futuro de todas las cosas sobre las que se preguntará una y otra vez hasta que sean tumbadas, para luego no volver a ser preguntados al respecto. La UE o EE.UU. recibirán una y otra vez peticiones para tumbarla, y una vez caiga, probablemente nunca vuelvan a votar sobre su restauración, bajo el pretexto de que hacerlo dañaría a un sector entero.

Así, resulta algo sorprendente pero muy gratificante ver cómo algunos de los dirigentes más importantes del planeta como Obama se compromete pública y abiertamente a defender la neutralidad de la red. «Quiero que la FCC prohíba el cobro por acceso preferente en Internet».

Sé que a estas alturas es poco consuelo, pero menos da una piedra. Obama ha peleado políticamente para sacar adelante algunas de las líneas maestras de su programa (algunas de las más duras como la Affordable Care Act conocida como ObamaCare están transformado la prestación de servicios de salud tan sólo 1 año después de su entrada en vigor). En otros frentes se ha plegado ante la maquinaria industrial de ese país.

Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con su figura y sus políticas, pero a la sociedad occidental en general le viene muy bien que el actual presidente de los Estados Unidos sea sensible al problema que representa la eliminación de la neutralidad de la red.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

    • A ver, Google es una empresa muy grande, a la que conviene siempre supervisar como a todas (para impedir que tuerzan la balanza a su favor, o al menos no demasiado a su favor…), pero no me cabe duda que preservar la neutralidad de la red, aunque a Google pueda beneficiarle, es en general mucho más beneficioso para todos, como conjunto.

      Google sale ganando, y así Amazon, pero también Wuaki, o Filmin, y también empresas que hace 10 años no existían como Weblogs SL, pero que han conseguido informar mejor y más rápido, y de una forma que muchas personas prefieren. Y también tiendas online pequeñas, ¿te especializas en calcetines? ¿en bombones artesanos? ¿En productos japoneses?

      En general, todos los pequeños negocios a través de Internet (y todos los pequeños negocios que usan Internet para darse a conocer, aunque sus productos se vendan offline) dependen de la neutralidad de la red.

      Los únicos damnificados netos de preservar la neutralidad son las operadoras de telefonía y acceso a Internet. Son ellos quienes aspiran a cobrar 2 veces el mismo servicio (a los usuarios que pagan acceso y a los negocios que pagan su servidor, como hasta ahora, pero luego volver a cobrarles a ambos por tener acceso unos a otros (al negocio para que su web cargue cuando un usuario quiera verla, y al usuario cuando quiera cargar la web de ese negocio concreto).

      Internet, con todo lo que conocemos en ella (incluído blogs como éste donde poder debatir y reflexionar) no existiría sin neutralidad. Y que Google o Telefónica salgan beneficiados en uno u otro caso es menos relevante que el beneficio que obtendría la mayoría de las personas y la sociedad en conjunto si conservamos la neutralidad, y que se esfumaría si no lo hacemos.

      Pero bueno… menuda chapa te suelto, pero es que creo que es importante aclarar ese aspecto, para que una persona que llegue sin contexto a la conversación no se quede confuso :)

Submit a comment