«Nuestras vidas sexuales son asunto nuestro, no del gobierno»

Parece que nuestros queridos vecinos británicos tienen el patio revuelto porque el gobierno británico quiere conocer demasiada información sobre aquellas personas que acuden en busca de mujeres de mala vida. Esto no ha sentado bien a los que ven en este movimiento otro avance de la sociedad de control. Copio (y traduzco libremente) un par de párrafos (las negritas son mías):

«Pero esta sugerencia de parte de la hermandad del gobierno también prueba la migración del control de los individuos sobre sus vidas hacia el estado y más allá. Cuanto más poderes y decisiones son traspasadas a Europa –sin nuestro consentimiento– los políticos tienen que encontrar algo con lo que mantenerse ocupados y, ¿qué mejor reto que sesenta millones de personas que fornican, beben en exceso, fuman, comen demasiadas comidas con sal y grasas y esconden todo tipo de intenciones antisociales y criminales?

Esta es una presunción de escala y arrogancia históricas y que se ve mejor bajo el sistema puesto a punto por Tony Blair para escrutinar cada movimiento, comunicación y transacción que hacemos. Pero al menos ahora comprendemos la extensión del poder que han obtenido. Según una encuesta publicada en YouGov [NdT: sitio del gobierno británico para realizar encuestas sobre asuntos que preocupan a la sociedad] publicada en el invorme de Liberty «Overlooked: Surveillance and personal privacy in Britain» la semana pasada, el 60% de nosotros [NdT: los británicos] cree que vivimos en un estado de vigilancia y sólo 1 de cada 5 confía en que el gobierno hara buen uso de sus datos personales confidenciales.

(…)

Una revolución ideológica debe tener lugar. La información personal de gente inocente, sus huellas dactilares, sus movimientos así como las cosas relacionadas con su vida adulta deben despertar y no debe permitirse que pasen a ser propiedad del estado o asuntos de regulación por parte de un montón de rostros gruñones, ex-fumadores de marihuana que pueden creer bastante poco en la mejora de la vida de sus conciudadanos.»

Henry Porter, en una imprescindible columna en Guardian.co.uk

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment