No te representan

Pasó el día D y la LISI salió del congreso tal y como había entrado. Al garete se fueron las interesantes reformas introducidas por la Entesa en aquella jornada de alta hipocresía en el senado. Todo lo que nos jugábamos en el congreso se ha perdido por ahora. Del lamentable error a querer sacar rédito electoral a toda prisa (menudo lío de palabras, con PP y Prisa en la misma frase y del mismo bando). Del talante a la LPI, a la traza privada sin control judicial, a la retención de datos y a la LISI. Del talante al canon hasta por follar (tiempo al tiempo, que eso también sirve para hacer réplicas genéticas), todo en el mismo ejercicio sofista. De la memoria histórica y el 14 de abril en Tirso de Molina a apoyar todo lo que el PSOE proponga, sin remordimientos, sin críticas, no sea que el PP pueda apuntarse el tanto (supongo que así lo ve el sr. Llamazares) de frenar una reforma socialista, aunque en ocasiones eso sea precisamente lo que haya que hacer.

  • Jose Luiz Rodríguez Zapatero: presidente del gobierno de España y máximo dirigente ¿socialista? Se dice de izquierdas pero aprueba una ley injusta como la LISI, fortalece una ley injusta como la LPI y grava injustamente artículos tan variados como un escáner, un teléfono móvil o un cd virgen.
  • Gaspar Llamazares: ¿líder? de Izquierda ¿Unida?, también se dice de izquierdas. Para evitar que el PP gane siquiera una partida de parchís venderá su alma al PSOE una vez tras otra. Así, votó a favor del endurecimiento de la LPI y tampoco le ha temblado el pulso a la hora de rechazar las enmiendas a la LISI.
  • Jordi Guillot: Este es un completo desconocido, estos son sus 15 segundos (los tiempos cambian, los minutos ya cuestan caros) de fama. El día anterior a la votación de la LISI en el congreso se supo que Los Verdes votarían a favor de las modificaciones a la LISI. La alegría duró lo que dura un espejismo, este hombre ya ha dicho que lo que quiere es eliminar la copia privada. También se dice de izquierdas, y ecologista, y buenrollista por definición, aunque esto último no está confirmado.
  • Mariano Rajoy: De este póker de angelitos es el único que al menos tiene la decencia de no decir que es de izquierdas. Tampoco admite que es de derechas, aunque lleve años viajando hacia el centro (sin conseguir llegar nunca, supongo que vienen de alguna derecha muy lejana). Éste se ha vestido de funambulista y no lo admite, pero ya en 2005 dijo que quería eliminar la copia privada. No lo dirá en público, pero su intención es exactamente la misma que la de Jordi Guillot.

Por todo ello, porque estos representantes han aprobado una ley que permite el cierre de páginas sin control judicial, porque son unos miserables que nos insultan y nos llaman ladrones, porque no respetan un principio básico en democracia como es la presunción de inocencia y porque no quieren una sociedad digital libre, no los votes. No te representan, pedirán tu voto y dirán que gobernarán para tí, pero todo es mentira. Gobernarán para sus amos y señores, gobernarán para sus propios bolsillos y para los de sus amigos, recortarán tus libertades poco a poco, como la rana a la que cocinamos lentamente. No se merecen estar ahí. Lo llaman economía pero es ideología, la practican algunos que se dicen de izquierdas. En mi nombre no, yo no pienso votarles.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

10 Comments

  1. Me gusta tu post y creo que refleja lo que sentimos cada vez más gente que ya vivimos en la sociedad del siglo XXI.

    Pero una cosa me chirría: usas la palabra izquierda como si a día de hoy significara algo y luego les reprochas precisamente su coherencia con la trayectoria histórica de la izquierda. Fue la izquierda de la revolución francesa la que inventó la propiedad intelectual. Fue la II internacional la que más presión hizo para que se incluyera como “derecho” y hasta la tercera internacional (salvo los ultraizquierdistas de Bordiga enfrentados con Gramsci) la defendió hasta la extenuación como base material de lo que luego sería ese horror de la “alianza de las fuerzas del trabajo y la cultura”.

    El eje derecha izquierda representa un sistema de valores en un mundo determinado. Un mundo del que estamos saliendo. Los problemas del mundo nuevo no se reflejan en esa divisoria y este es un ejemplo clarísimo… aunque haya algunos problemas pendientes en los que derecha-izquierda sigan significando algo. Problemas que son rémoras, restos de un tiempo pasado que debería estar ya superado y que empieza a superarse, pero problemas al fin que no lo son genuinamente de este tiempo, de este siglo, donde cuestiones básicas de derechos civiles que aún hoy informan el debate deberían haber sido ya dadas por hechas hace mucho tiempo (aborto, matrimonio, etc.). Vamos, que este siglo nos pone a otra, que muchas gracias a todas las ideologías por los servicios prestados en el siglo pasado, pero sus categorías no pueden resolver los problemas nuevos frutos de una sociedad nueva.

    Seguir atado a ese eje, como si fuera apto para el nuevo siglo sería como pretender entender los problemas políticos del siglo XX en la divisoria ilustrados vs escolásticos que marcó el siglo XVIII. Seguramente de vivir en ese siglo nos hubieran gustado más los ilustrados… pero ya no vivimos en ese siglo y entender el actual desde esas categorías es esteril.

    • Es verdad que intentar solucionar problemas nuevas con herramientas viejas no va a funcionar. Seguramente las formas de pensar y de hacer política que asociamos a izquierda y derecha no nos va a servir en adelante. Pero eso no significa, tal como yo lo veo, que los conceptos dejen de estar vigentes. Me explico.

      Desde que era pequeño me explicaron que había izquierda y derecha, que unos trataban de crear divisiones entre las personas (y el criterio para dividir podía diferir: poder económico o lugar de nacimiento). Separación en función del fondo de tu bolsillo, separación administrativa en función de tu lugar de nacimiento, o de tu color de piel (por cierto, es ahí donde encajo yo el «si los tiburones fueran hombres» que comentaba el otro día: los peces del mar -tal como yo los veo- somos todos iguales y no se nos debe clasificiar atendiendo a criterios estúpidos como tu lugar de nacimiento).

      La izquierda es lo contrario: trata de unir a las personas y de que no se les pueda excluir en función de que sean de aquí o de allá, que sean más blancos o menos, o que se puedan permitir un seguro médico privado que les cubra de todo o no puedan ni pagarse un empaste bucal.

      En ese sentido, imponer divisiones administrativas entre los que poseen el acceso a la cultura y los que no me parece un error. Y fortalecer esa división es crear una falsa división administrativa allá donde no había nada parecido. Eso no puede ser concebido más que como política «segregacionista» o «de derechas», en esos términos que tú no quieres utilizar. Favorecer ese acceso sería política de izquierdas, y si en algún momento del pasado la izquierda hizo algo por favorecer la propiedad intelectual pues habrá que pensar que los movimientos que la cuestionan enormemente son relativamente recientes (o al menos es ahora cuando el debate entra en la agenda pública). Está claro que en otros asuntos (como los que tú comentas) la izquierda supo avanzar un escalón donde otros no lo entendieron, y quizá resulta que ninguno de esos dos grupos han sido capaces (todavía) de saltar un paso al frente en estos asuntos a los que necesitamos llegar para los tiempos que vienen. Eso es algo que yo también vislumbro cuando en ese borrador que tú tienes digo que no se ha entablado un debate y que el mismo es completamente necesario para que se pueda reformar adecuadamente nuestra sociedad.

      Dicho de otra forma, para no enrollarme: si quieres decir que ya no hay izquierda y derecha, vale; pero eso no evitará que no haya arriba y abajo. Quizá hay que cambiarle el nombre a un movimiento cuya línea de trabajo será básicamente diferente, pero está claro que es la misma pelea de siempre… Sucede que hay grupos políticos de los que verdaderamente no espero que avancen en la dirección correcta (porque no han avanzado aún los pasos que debieron dar hace ya muchísimos años) y ni siquiera se lo pienso reprochar porque no tenía esas esperanzas, pero hay otros que deberían estar preparados para adaptarse a los cambios sociales (se autodenominan progresistas) aún contradiciendo lo que hicieron en otro tiempo (que quizá fue una respuesta a otro tipo de problema) y me molesta que pase el tiempo y sigan sin ser una opción creíble en absoluto.

      Ya sabemos que en ese arriba y ese abajo hay grupos políticos dispuestos a apoyar a los de arriba, lo que me jode es que los que tendrían que estar siendo capaces de apoyar a los de abajo no lo estén haciendo. De hecho he perdido toda fé en ellos. No han entendido nada, o lo entendieron demasiado bien y nos joden a sabiendas (ninguna de las dos mola, la verdad).

  2. Hola Versvs.

    Estoy bastante de acuerdo con tus opiniones del post sin embargo, al leer el enlace a las preguntas dirigidas a Jordi Guillot, no me parece que propugne la eliminación de la copia privada. Bien es cierto que no aclara en ningún momento que ésta se vaya a mantener pero tampoco indica lo contrario. Espero haber leído bien y estar obviando nada.

    ¿Es en esa entrevista en la que se desprende lo de la eliminación de la copia privada?

    Por otro lado yo identifico (pero ya no sé si hacerlo más) izquierda con actitudes sociales…

    Saludos.

    • Aquí tienes la respuesta que dio:

      Señor Guillot, ¿ese rechazo al canon digital (que comparto) iría acompañado de una persecución real de la piratería o serviría únicamente para ampliar la barra libre?

      La persecución a la piratería ya tendría que estar haciéndose. Los poderes públicos, que no dependen de mí ni de mi partido, deberían estar persiguiendo la piratería por la red, que es por donde se realiza la mayor parte de las descargas ilegales. Esa sí que debería ser una exigencia al gobierno.

      ¿Qué es perseguir la piratería en la red, hablar de descargas ilegales (cuando ya hay sentencias que dicen que no es ilegal), e instar al gobierno a que lo persiga? Parece una respuesta inequívoca… Convertir lo que ahora entra dentro del ámbito de copia privada personal en algo que no pueda tener lugar: cerrar las descargas.

  3. Queridos amigos:

    Ni nos representan estas caras, ni las que vengan detrás, ad infinitum, a través de listas electorales y sistema de elección proporcional.

    Los partidos están incrustados en el Estado como lo estaba el partido único con Franco, no emergen de la sociedad, son órganos estatalespermanentes, como lo son la policía, el ejercito o la administración. Los partidos son financiados por el Estado, y tienen la exclusiva para la acción colectiva de la sociedad. Todo ha de pasar por ellos.

    Nada cambiará si no se elimina de la constitución el monopolio que otorga a los partidos en la acción política; eliminando las listas electorales de partido y cambiarlas por candidaturas uninominales en distritos pequeños con mandato imperativo y por sistema de elección mayoritario (no proporcional).

    República Constitucional, con separación de poderes y elecciones representativas, financiación de los partidos exclusivamente con las cuotas fijas de sus afiliados y campañas electorales gratuitas (cesión de instalaciones públicas y espacio gratuito en los medios durante la semana única de campaña).

    http://antoniogarciatrevijano.com
    http://digitalwarrior.es

    • Lo veo muy chungo… pero bueno, más que nada porque el sistema actual es parte de un acuerdo tácito entre las fuerzas mayoritarias que de esa forma se repartieron la tarta. No la dejarán escapar con facilidad, así que habrá que subvertir el sistema :)

  4. Gracias Versvs.

    Leí demasiado por encima lo de las “descargas ilegales”. Pensaba que Guillot tenía las cosas claras, y supongo que no quise darme el hostión contra la realidad. Finalmente 100% de acuerdo con tu tesis.

    ¡Felice fiestas!

  5. El PSOE y el canon digital

    Se acabaron las propuestas ciudadanas al programa electoral del PSOE. Los socialistas abrieron hace unos días la web “La mirada positiva”, en la que abrían a los internautas la opción de hacer propuestas para el programa de las próximas elecciones, y se han encontrado con que la más votada es la que pide que eliminen el canon digital.
    Tras esto, el PSOE ha decidido cerrar el apartado argumentando que el programa electoral se encuentra ya en su “fase final de redacción”.

    Carlos Menéndez
    http://www.segurosmagazine.es

Submit a comment