No podemos dejarlo en sus manos

«Una de las cosas más extrañas de esta época nuestra de democracia sin igual es que haya tanta gente tan decepcionada con la política convencional que ni siquiera se molesta en ir a votar. Piensan: «No podemos influir realmente en lo que hacen los políticos, aunque tampoco importa demasiado». Craso error. Importa, y mucho. La mayoría de nosotros, esos afortunados mil millones de personas [libres y ricos en todo el mundo], vivimos vidas relativamente cómodas y pacíficas en las cuales podemos, un día tras otro, ignorar despreocupadamente la política y las ideologías; pero mientras tanto, nuestros dirigentes se dedican tenazmente a destruir la posibilidad de que nuestros hijos hagan lo mismo. No es que quienes nos gobiernan sean unos sinvergüenzas. En todo caso, al menos no son unos sinvergüenzas consumados. Pero la mitad de las veces no tienen ni idea de lo que hacen. En sus manos, el mundo no está seguro. No podemos dejárselo.»

Timothy Garton Ash, Mundo Libre

«La política exterior es demasiado importante para dejarla en manos de los políticos. Necesitamos involucrarnos e influir en ella nosotros mismos.»

Timothy Garton Ash, Mundo Libre

Qué quieren que os diga, me trajo ecos de No vamos a ser menos.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Pues al Sr. Garton no le falta razón pero tal y como funciona (o han montado) la democracia, aunque la gente que sabe lo que hace vaya a votar siempre será una inmensa minoría que no podrá hacer nada.
    Mientras que haya ejércitos de imbéciles que hayan sucumbido a los psicófagos de turno (fútbol, tetas, nacionalismos, costumbrismo, etc…), al menos, en este bendito país no se podrá hacer nada.
    Ando ahora leyendo el último libro de Sánchez Dragó, “Si habla mal de España… es español” y su visión de la España penosa (que comparto) es desalentadora… :-(
    Él ya ha dicho que es un apátrida sin remisión. Yo voy por el camino.

    • ufff, yo soy apátrida y sin embargo no puedo estar más lejos de Sánchez-Dragó, que muy apátrida pero luego no duda en cogerse de la mano de Espe para tener un telediario en hora punta en el que decir sus sandeces… y luego haciendo campaña por el PP (“si gana Zapatero me voy del país” y cosas así) :)

      Eso sí, España tiene aspectos terriblemente penosos :) El libro de Garton Ash te lo prestaré si quieres, cuando vuelva a la península. Es una buena lectura (aunque hay cosas que no me terminan de convencer).

Submit a comment