Moscú mueve pieza

MedvedevLa coyuntura actual podría parecer muy diferente a otras pasadas, con China reclamando su papel en el orden mundial y Turquía disputando su presencia e influencia en su área lingüística asiática. En este escenario, Rusia (pese a toda diferencia interna, o quizá debido a ella) levanta cabeza con una destacable inversión en armamento y colocando misiles, no en sus fronteras asiáticas sino, como en los viejos tiempos, mirando a la OTAN. Es de suponer que tanto unas medidas como otras están costeadas por el boom en su cartera de pedidos… militares, que permite también ¿perdonar la deuda a Mongolia? Más bien se trata de comprar uranio en Mongolia… mientras continúan la toma de control de sectores hasta ahora en manos de capital inversor: la semana pasada fue Santander, hoy es Wal-Mart quien abandona el país.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment