La ciberguerra en ciernes

Publicó Bruce Schneier un artículo en su blog hace dos días que es de obligada lectura: Someone is learning how to take down the Internet.

Sobre la escalada de ataques DDoS a grandes empresas de servicios en Internet, sobre lo metódico y sofisticado de los mismos y sobre cómo la combinación de estas características sugieren que se trata de un reconocimiento de terreno, como si los atacantes estuvieran realmente calibrando qué resistencia real se van a encontrar el día que decidan atacar de verdad.

Who would do this? It doesn’t seem like something an activist, criminal, or researcher would do. Profiling core infrastructure is common practice in espionage and intelligence gathering. It’s not normal for companies to do that. Furthermore, the size and scale of these probes — and especially their persistence — points to state actors. It feels like a nation’s military cybercommand trying to calibrate its weaponry in the case of cyberwar. It reminds me of the US’s Cold War program of flying high-altitude planes over the Soviet Union to force their air-defense systems to turn on, to map their capabilities.

La nota no es muy extensa, pero es importante por lo que deja ver sobre la tensión no superficial entre Estados y cómo éstos se preparan para interrumpir los canales de información masivos en caso de que un nuevo conflicto entre potencias. Sobre esto no verán hashtags en Twitter ni noticias en TV, y sin embargo está sucediendo a la vista de (casi) todos.

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.

2 Comments

  1. Yo llevo tiempo apostando a un “apocalipsis soft” cuando la computación cuántica sea suficientemente consistente como para comenzar a “crackear” claves de cifrado como si no hubiese mañana. Colapso del comercio mundial y tal. Pero veo que está más cerca y será más pedestre :(

    • Sip, yo siempre pienso en esa asimetría el día que los Estados puedan proteger sus trapicheos con cifrado cuántico y romper sin problemas el cifrado que usamos ahora, porque aún no podremos pagar lo que cuesten esos computadores nuevos.

      Y sin embargo me temo que nuestro problema más cercano no es ése, sino mucho más «convencional»: la UE en plena crisis total y en US un candidato que promete dar la espalda a la OTAN, ambas cosas tal como le gustan a un personaje como Putin. La capacidad de respuesta de la UE sin la OTAN ante más movimientos tipo Ucrania/Siria es insignificante, y ahí tienes a Merkel promoviendo gasto militar alemán en el marco de una UE sin la OTAN, y si la UE no se anima, en solitario… pero es que esto es también lo que le gustaría a Rusia, que la UE intente desmarcarse voluntariamente de la OTAN les debe parecer increíble a los ex-KGB que rodean a Vladimir :)

      En fin… estoy algo pesimista con esto, creo que vivimos en una improbable y larga paz en el continente, y que si no se toman decisiones con mucho acierto, puede que haya problemas. Y ahora mismo no me parece que estén acertando en ninguna de las capas de la cebolla desde Bruselas para abajo.

Submit a comment