Investigación, competencia y precariedad

Un post sobre ciencia, investigación y precariedad.

A cuento de la crisis habrá quien diga que la cosa está parda, y que pronto estará negra. Y cosas peores. Que el empleo será precario, que vamos a peor. Que los banqueros se comen los niños crudos y todo eso. Dirán que la crisis (ese monstruo difuso, con cuernos y tridente) nos devora por momentos.

Aquellos que piensen que estamos a punto de hincar el hocico, deberían revisar el historial de premios Nobel de los últimos cien años y descubrir que nadie que se haya quedado investigando en ejpaña ha ganado el premio Nobel desde 1906 (Ramón y Cajal); Severo Ochoa ganó el Nobel cuando trabajaba en EE.UU. Más de cien años, cero premios Nobel.

Me dirán lo que quieran, que hay más parámetros para evaluar el nivel científico, que eso es mirar muy alto, que no es representativo de la masa de investigación y blablablabla (qué sopor de excusas, déjenme hablar, coño). Déjense de historias. Por lo que a mí respecta, aquí siempre estuvieron en crisis. No paré de trabajar desde antes de acabar la carrera y aún no pasé de mileurista.

¿Por qué? Porque tuve el noble deseo-desgracia de ser investigador. Replicarán rápidamente que nadie me apuntó con una pistola para que tomara ese camino. Es cierto. Pero eso ya da igual. Es el camino que cogemos muchos: no sólo yo. Y resulta que la situación en la que están los científicos al sur de los pirineos es lamentable.

Sueldos lamentables, inestabilidad laboral y precariedad absoluta. ¿Quién tiene la culpa?

La respuesta sencilla es culpar al Estado. En el fondo, el Estado es ampliamente responsable, porque es el único contratista real de investigadores en España y porque las políticas que mantenga el Estado favorecerá la implantación de centros de investigación privados o los asustará. Y ése es el problema: el Estado sabe que la gente con vocación investigadora trabajará por lo que le ofrezca (aunque sea una miseria) porque nadie más compite por contratar investigadores. Mientras acaban de leer esto, recuerden que Irlanda estaba en el foso pero allí apostaron hace unos años por hacer posible este tipo de investigación privada que ahora conviven con los públicos. En 2009, la renta per cápita de Irlanda duplica la de España.

No. No me digan que hay muchas fundaciones privadas que investigan. Pregúntense de dónde proviene ese dinero en la mayoría de los casos. Exacto, subvenciones públicas.

El verdadero problema es que no hay industrias que quieran investigar. No hay grandes grupos como BASF, Bayer, ni grandes sedes farmacéuticas o biomédicas (aunque haya alguna, no es nada comparado con lo que hay por ahí). Si nadie más compite por los investigadores, el Estado pone su sonrisa de lobo y decide que no necesita pagar más por una mano de obra que no se le va a escapar en ningún caso. Y aunque parte de las razones de esta ausencia de maquinaria investigadora privada no sea achacable a las políticas públicas, en gran medida sí son achacables. Eso sí, si tienes fortuna, tras una ristra de años trabajando de forma precaria e inestable el Estado te regalará una plaza funcionarial que, para colmo, tendrás que agradecer de por vida.

Uf. Yo creo que paso, oiga. Los visos que toma este camino ya no me gustan porque no voy a pasar la vida trabajando en precariedad, y no voy a ser yo el que intente luchar contra los molinos de un Estado en el que no creo y que, mientras yo escribo esto, dispersa sus subvenciones de I+D entre todos aquellos que instalan aire acondicionado. Para vomitar del asco. Ejpaña, ese país chanante.

13 opiniones en “Investigación, competencia y precariedad”

  1. AMEN
    Si además añades una carrera como físicas las opciones son:
    – Programador si trabajas para IT
    – Consultor si trabajas como ingeniero

    Hace dos días mandé mi CV para una cooperativa en Sevilla la Nueva como profe de física/tecnología. :-D
    Cuanto antes salgas del pozo, mejor.
    Ánimo.

    1. De mi pozo sólo se sale escribiendo :)

      Y supongo que la carrera de física aún lo pone todo más cuestaarriba, pero no te creas que opciones de química sobran :)

      gracias.

  2. Y es que aquí la pasta del Estado va a los constructores, a subvencionar películas y a mantener sectores improductivos en lugar de fomentar la investigación. Ah, y ahora también a los banqueros…

    El plan de inyección de dinero para los Ayuntamientos… para abrir zanjas y volver a cerrarlas. No se está gastando dinero para sentar las bases de una economía más productiva, competitiva e innovadora, sino para mantener artificialmente vivo el fracasado (por exceso) modelo económico del ladrillo.

    Saludos… y paciencia con estos santos políticos que nos han tocado (¿o son los que nos merecemos?)

    1. Claro. Como decían el otro día en un foro: “¿qué hay de lo mío?”. El deporte nacional (quizá por eso me gusta tan poco esa actitud, jeje) es pedir exactamente lo mismo que hemos visto que le han dao al otro.

      No sé si nos han tocado o se los merecen. Yo no los voté, no comparto sus opiniones ni sus posturas, al igual que no comparto la de aquellos que los eligen para luego mendigar y poner la mano… No me identifico con el mismo demos que ellos y si me los merezco es porque me los están imponiendo… menudo consuelo entonces :)

  3. Te lo dice un titulado en FP, necesitamos a los investigadores más que nunca. Quiero ver matemáticos, físicos, ingenieros, químicos… en nuestro aburrido y malversado Parlamento. Estoy harto de tanto licenciado en políticas, económicas y similares, todos analfabetos funcionales cuando no estúpidos profundos, que nos gobiernan y que impiden ver el final de este obscuro túnel de la ciencia en España. Lo de la FP lo he sacado para demostrar que no es necesaria una gran formación para darse cuenta de lo que es VITAL. Aupa “tío”, sois imprescindibles. Siento que esto no sean más que palabras, aunque dichas con toda convicción.

    Un saludo.

    1. Ánimo. La claridad de entendederas no tiene nada que ver con lo que estudiamos, sino con lo que guardamos dentro de la cabeza. Y eso no depende de lo que estudiemos, que son opciones que se toman a posteriori, sino de lo que nos gusta. A unos nos gustó estudiar químicas, y a otros aprender una profesión. Ninguna opción es peor ni denota que unos seamos más listos. Es independiente de eso :)

      Un saludo y gracias :)

  4. De verdad, yo flipo en colores. En mi empresa los de I+D viven siempre pendientes de un hilo, ¿conseguiremos tal o cual subvención? Si se acaba la subvención se les acaba el proyecto, porque los capataces gringos solo nos dejan investigar si podemos aprovechar las ayudas de la UE, si no se lo llevan todo para su tierra… y te juro que la que se hace en “mi casa” no es instalación de aires acondicionados.

    Pregunta: ¿Por qué diablos la investigación privada de verdad, hecha en conjunción con una universidad, de la que requiere científicos desarrollando cosas que serán prácticas a 10+ años vista, la clásica, vamos, tiene que perder el sueño por la volatilidad de las subvenciones?

    Respuesta: Porque mola más la I+D de cara a la galería… la del aire acondicionado.

    1. Es una práctica habitual. Muchas emprsas actúan así: se pide pasta al estado para proyectos de I+D. Si no es así, alegan que ellos están ahí para ganar dinero, lo cual es cierto… lo que sucede es que para ganar dinero hay que inventar cosas. En El capitalismo que viene la única ventaja competitiva va a ser la innovación. Lo demás quizá te permite subsistir, a duras penas… los beneficios gruesos se los llevará el que vaya a la cabeza, el que innove. Para el que copie quedará un modo de vida, pero precario.

      Lo habitual, por cerrar, es que si el Estado no da la pasta para ese proyecto de I+D, el proyecto no se haga. Chimpún.

      1. Yo creo que ahí está equivocada la herramienta. Creo que debería ser la desgravación y no la subvención.
        Con la subvención es el otorgante el que enfoca el destino del dinero, que muchas veces no será rentable ni exitoso.
        Con la desgravación es la empresa la que dirigirá sus esfuerzos a aquello que le sea más rentable, y por lo tanto con muchas posibilidades de éxito. Incluso puede incentivar a pequeñas empresas a emprender I+D, aunque sea a pequeña escala.

        1. Desde luego parece más acertado. Lo que sucede es que, tío, ¿qué coño estás pidiendo?

          1. Desde el punto de vista de la empresa: desgravar está bien, pero y ¿lo guay que es que directamente te den la pasta y la gastes en lo que te pite? ¿No estarás sugiriendo que Jauja debe acabarse?

          2. Desde el punto de vista del Estado, dar subvenciones a la innovación (aunque sea a la i más d más i pequeña de poner aire acondicionado) queda super guayprogrecool. ¡El estado pone pasta para innovación! ¡Qué bien que se gobierna! Sin embargo, que las empresas desgraven es como “el estado le da el dinero a los ricos”. ¿Tío, por quién quieres que nos tomen? :)

          En fin, que si en este estado febril, demente y corrupto los dos lados de la ecuación salen ganando, ya da igual lo que le venga bien al común de los mortales y lo que los pesados teóricos hablen sobre el largo plazo

          Un asco.

      2. Normalmente las empresas grandes tienen claro lo de que para ganar en el medio plazo hay que innovar, que la cash cow de hoy no lo será mañana y que hay que meter dinero en investigación para conseguir una rising star hoy que será cash cow mañana. Lo que pasa es que la innovación se la llevan “a su casa”, y multinacionales con sede social en España que investiguen en España hay muy pocas, porque multinacionales españolas significa Telefónica + bancos + constructoras, y ya sabes lo que dice Emilio Botín sobre la innovación en banca… que es tirar el dinero porque los demás “se te copiarán el invento”…

        1. Por supuesto: los listos saben que la innovación es lo que crea riqueza. Es por eso que esas tareas las desarrollan las casas matrices, en sus sedes de origen… a las sucursales les quedan tareas de comercial o, a lo sumo, de ensamblaje de lo ya desarrollado, para ahorrar costes de transporte de producto final.

Comentarios cerrados.