La infraestructura de la red crece más que el tráfico

Una de las mentiras más repetidas por los proveedores de internet en su lucha para convencer a los gobiernos de que les permitan filtrar el tráfico, algo que ambicionan para convertirse en el dueño de la llave que abre el grifo del artificialmente lucrativo negocio de los contenidos, es que la red se saturará y se aplastará bajo su propio peso si seguimos usando el p2p y si seguimos viendo documentales en streaming u ojeando youtube de vez en cuando.

Por supuesto eso es una mentira. La realidad es que una vez que obtengan los favores legales de parte de los Estados, los proveedores harán todo lo posible por favorecer ese modelo de streaming que según ellos mismos «amenaza con bloquear la red». ¿Por qué? Porque en los modelos de streaming el usuario no tiene ningún poder y es el proveedor quien en todo momento decide si el archivo puede verse o no; así como decide que para verlo de nuevo tengas que volver a pagar, o volver a tener quince minutos de publicidad. Es el modelo de la Jukebox global y se rige por dos principios clave: control de los datos (para no permitir que los usuarios puedan reemitir la información al margen del proveedor) y vender suscripciones siempre que sea posible (ya que el usuario que deje de pagar la suscripción perderá todo acceso a los datos, y para evitar verse desprovisto de ellos continuará pagando la suscripción). Los ISP no quieren que tengas los datos almacenados en local, eso rompe el cántaro de la lechera del cuento que se han montado. No me extiendo más sobre esto, porque ya hemos tratado estos temas anteriormente.

Una parte de su estrategia para conseguir ese control artificial de los datos es conseguir que los Estados les permitan filtrar el tráfico para «evitar que internet se colapse», aunque eso destruya la neutralidad de la red, que es lo único que mantiene a la red libre. Por supuesto, algunos gobiernos estarán tentados de aceptar la muerte de la neutralidad de la red por el beneficio que le pueda traer al gobierno en sí (que no a la población en general, que no ganaría nada en absoluto pero sí que perdería mucho). Habrá que estar muy atentos para que eso no suceda y para que no nos vendan estos cambios como algo inevitable.

Afortunadamente, el problema para los ISP es que a esas mentiras mil veces repetidas les ha salido otro (más) pequeño escollo dificil de contradecir sin argumentos: Un reciente informe de Telegeography afirma que el último año el porcentaje de ocupación de la red (caudal de datos transmitidos dividido entre caudal máximo de datos que se pueden transmitir) fue menor que el anterior (Telegeography, también Uberbin lo comentó). Esto es que a pesar del incremento del tráfico (excusa esgrimida para acabar con las tarifas planas aunque estén ganando cada vez más dinero, por cierto), la infraestructura de la red creció a un ritmo mayor de forma que, por decirlo de alguna manera, internet está hoy menos saturada que ayer.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

One Comment

  1. las empresas de ISP ( y la SIDE, los yankis, rusos y otros)
    filtran, venden y hacen uso de los datos, por lo menos
    aca en argentina, el trato con el gobierno es solo para los
    papeles jeje …
    y tenes razon, no quieren aumentar el ancho de banda, pero
    para mi es porque no quieren invertir …
    pero bueh, el no usar ssl es una locura …
    saludos

Submit a comment