Hello World

Hace unos días nació mi hijo. Hacen bien en no esperar una foto aquí en el blog (sin duda, creo que pocos lectores fieles esperasen tal cosa precisamente en este blog), pero no quería dejar de comentar la noticia personal porque al fin y al cabo éste es mi blog, y para estas cosas también lo uso.

No creo que vaya a ponerme de la noche a la mañana a hacer una review comparativa de pañales (aunque no me vendría mal ese conocimiento), pero si ven que en el blog aparecen temas aparentemente más lejanos a los que solemos debatir, sepan que estoy atravesando una época de cambios y por ahí van los tiros.

Me encuentro, además, temporalmente en Málaga donde todo empezó, tras un último año casi entero en Munich. No sé cuánto tiempo estaré por aquí, de momento estamos muy contentos y trabajo no nos falta, así que quién sabe, pero la vida me ha enseñado a no tomar por sentadas ciertas cosas. Y dónde estaré dentro de un año es una de esas cosas que no soy capaz de afirmar ni prometer.

Por todo lo demás, el post de hoy no tiene más, ¡pero tampoco menos, qué no es poco!, de lo ya mencionado. Cuídense y tengan cuidado ahí afuera, donde escupimos y besamos con la misma boca.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

21 Comments

  1. ¡¡Enhorabuena!!

    Disfrutad del mini-ser. Es un año de pañales y noches chungas, pero empezará a sonreir y todo valdrá la pena. Luego hablan, y no callan, o se levantan y cogen cosas. Especialmente, tus cosas.

    Un abrazo para los dos

      • Yo me lo he pasado pipa con mis bebés. Tengo con ellos algunos de los recuerdos de mi vida más intensos

        Si algo me echo en cara, es no pasar más tiempo con ellos en su momento. Los primeros 18 meses son completamente mágicos :)

  2. Enhorabuena!! Mi hija nació hace 5 meses y te por si te hacía falta, te confirmo: vienen curvas ;)

    Pero es un esfuerzo de los que se hacen con ganas :)

    Mucho ánimo a los dos y exprimid cada momento, a mí estos 5 meses se me han pasado en un suspiro.

    • Qué bueno Fer, muchas gracias y enhorabuena para ustedes también aunque sea algo más tarde :)

      De momento estamos disfrutando mucho, pero qué te voy a contar… pronto me toca volver al tajo así que tendré algo menos de tiempo.

      ¡Un abrazo!

  3. Enhorabuena!! Cuanto blogero padre por ahí! Yo tengo dos, también y desde em primero no he vuelto a escribir un post diría… Es una etapa muy intensa, en lo bueno y malo, pero sin duda es lo que te ancla a la tierra. Lo que te da la certeza absoluta de que si estamos aquí con un motivo es única y exclusivamente ese. Sacar adelante ese miniser. Nunca antes había sentido una cosa igual que puede resumirse en mirarlo y pensar:”por dios, que no le pase nunca nada”. No hay forma más solida de trascender, y no hay forma más solida de imaginar lo que alguien que ha perdido un hijo puede llegar a sentir. Más allá de las reuniones de guarderia, las noches sin dormir, el mercado de accesorios y todas las demás minucias, lo más claro que va a suceder es poder sentir con toda la intensidad las noticias que tengan que ver con padres e hijos. Ser totalmente consciente de que tu también, instinto mediante, puedes llegar a morir y matar por alguien.

    • Es complicado buscar hueco para las pequeñas cosas, supongo, más aún cuando empiezan a correr por ahí… éste aún es más manejable (sobre todo por la madre je je), pero todo llegará… jejeje.

      Gracias muchas :)

  4. Muchas felicidades. Yo estoy esperando el segundo para noviembre, y te puedo decir que es algo mágico, que te cambia toda tu escala de prioridades en formas que no pensabas.
    Felicidades again.

    PD: los huggies son buenos, pero no gastés de mas en las versiones de princesas o guerreros.

  5. Más vale tarde que nunca (el comentario).

    Enhorabuena!!

    Cada niño es un mundo y por tanto cada experiencia varía mucho, cualquier persona que haya tenido más de uno seguramente este de acuerdo. Mi consejo es que encuentres lo que funciona para tu niño y que sea compatible contigo/con vosotros. Encuentra el equilibrio y disfruta todo lo que puedas. Desconfía de aquél que dice saber qué errores estas cometiendo con tu niño y como deberías de hacerlo. En mi experiencia es ensayo y error hasta que uno va entendiendo como funciona su hijo.

Submit a comment