¿G-21? ¿Hundido?

Hay quien afirma que el G20 está tocado: que las grandes economías mundiales son incapaces de coordinar una respuesta a la crisis que sea óptima para el conjunto. Las últimas discusiones del G20 se han centrado en los tipos de cambio, ante las estratagemas de algunos de estos miembros para devaluar la propia moneda pese a los esfuerzos internacionales. No contribuye a calmar el ambiente la inquietante propuesta del Banco Mundial de volver al patrón oro. Y, ahora, Brasil denuncia como una amenaza de EE.UU. a su estabilidad presupuestaria y a su capacidad de crecimiento el cierre de reunión del G20 dejando sin zanjar el problema de los tipos de cambio. Con esta perspectiva de un G20 tocado y desunido como pocas veces con anterioridad, hay quien se atreve a presumir de que el G20 pasará a ser G21 con la inclusión de España. G20 tocado, G21: ¿hundido?

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment