Fargo

Fargo, una propuesta novedosa frente a Medium y Ghost

En su día dediqué algunos posts a nuevas herramientas para escritura en la web como Medium y Ghost. En ambos casos hay cosas que aprender y valorar, pero ambos casos están un poco sobrevalorados por encima de su aporte e innovación.

Medium porque no es más que eso, otro medio más, por muy bien hecho que sea su vocación es la misma de cualquier clon del HuffPost: conseguir que la gente escriba en sus sistemas y construir secciones temáticas. Ghost porque su auténtico mérito es la llamada a la simplicidad, más que una simplicidad que aunque ahora posee no podrá conservar para estar a la altura funcional de lo que los usuarios demandan a un gestor web actual.

Hoy vamos a hablar de Fargo, una herramienta que seguramente no conocen, que es mitad herramienta para gestionar ideas y mitad para publicarlas en la web. Si el plan les suena a eso que se suponía hace años que era un blog (un sitio en el que ordenar ideas e irlas anotando), es porque es lo que Fargo hace mejor.

Fargo es un servicio que te permite escribir en la forma de listas de puntos con profundidad, estructurada en forma de árbol o outlines (gracias a Pere por el matiz sugerido en comentarios). El núcleo/motor de Fargo se llama Concord, y es libre (está desarrollado en JavaScript como plugin para jQuery). Me gusta Fargo porque es una herramienta para pensar lo que estás escribiendo. Por supuesto que eso lo podemos conseguir por otras vías, pero Fargo te lo pone en bandeja. Fargo no es extremadamente funcional, pero al menos aspira a reinventar la forma de escribir en la web (esto no podemos decirlo ni de Medium ni de Ghost).

Combinando las ideas de los dos párrafos superiores, Fargo te da la posibilidad de construir un sistema de blog completo. Fargo no es software libre, pero Concord (el motor que lee, procesa, y trabaja con los archivos .opml en los que se guarda la información) sí lo es. Fargo es sólo uno de los front-ends posibles para Concord, cualquiera podría hacer otro diferente.

Esto es importante porque escribir es pensar, como recordaron hace un tiempo en A List Apart. El resultado no saldrá espontáneamente y si el software que estás usando te ayuda a organizar las ideas, mejor que mejor.

Por supuesto, Fargo no ha inventado los outlines. Hasta Microsoft Word permite hacer eso. Pero sí es sorprendente que ninguna herramienta web esté pensada para hacer fácil este tipo de proceso de organizar ideas que dependen unas de otras, estructurarlas, y publicarlas en la web fácilmente de forma que se pueda navegar fácilmente las ideas, colapsando y expandiendo ramas del árbol a voluntad del lector. Vean este ejemplo con algunas de las notas para un post anterior de este blog. (Ese lector también es libre y puede instalarse en cualquier otro servidor.)

No quiero que parezca que no me gusta nada de lo que veo y/o pruebo. Medium es una web muy muy bien hecha, y Ghost me gustó mucho (por eso quise instalar uno). Todos ellos podrían englobarse dentro de esa tendencia de escribir más largo de lo que Facebook o Twitter permiten. Con más reposo, más argumentos, y mayor estructura de lo que Twitter y Facebook permiten. Pero si tengo que celebrar que en la web, en la forma de contar las cosas, de organizar las ideas, y de establecer narrativas aún hay margen de mejora, la mención especial hay que dársela a Fargo.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. “Fargo es un servicio que te permite escribir en la forma de listas de puntos, o outlines.”

    Yo diría que un /outliner/ es un editor de árboles, no de listas. Las listas son planas y, precisamente, fargo tiene profundidad.

    Luego, me sorprende que hables de Fargo sin mencionar su creador, Dave Winer, que es el cerebro detrás de Fargo y uno de los creadores de uno de los primeros outliners de la historia, si no el primero. Winer vive en un outline, para decirlo de alguna manera.

    • Bueno, yo soy muy fan de Winer, pero estoy en modo «recuperando borradores que nunca publiqué» y como tengo la sensación de que cada día suelto un ladrillaco, intenté no alargarme :)

      Por cierto, incorporo tu sugerencia del árbol que tienes toda la razón :D

      • ;-)

        Que quede claro que yo *no* soy fan de Winer. Tiene sus aspectos interesantes, pero es misógino y, además, su obsesión por los outlines y los ríos de noticias es enfermiza. Y lo digo yo que soy usuario de Emacs debido a su outliner. Su problema es que resolvería todos los problemas con outlines y ríos de noticias, en lugar de pensar cual es la mejor solución para cada problema.

        • Jum… no conozco tanto esas facetas suyas. Yo soy fan de su enfoque hacia la tecnología, tiene ideas que son valiosas, aunque no las comparta.

          Yo, por ejemplo, prefiero mil veces un lector de feeds «tipo email» en el que puedo clasificar todo por temas y prioridad tan sólo usando carpetas, que un río de noticias inacabable que tiene los mismos defectos que un timeline de Twitter o Facebook cualquiera, y que es que si algo no está arriba del todo cuando vas a leer se te escapa inadvertido bajo el radar.

          • Yo tb. Pero él opina que esto no sirve para nada y que los feeds tienen que ser realtime. Una locura. Winer sigue las noticias en realtime! Una locura. Se nota que no tiene familia y que pasa el día pegado al ordenador. ;-)

  2. En cierto modo la postura de Winer respecto del RSS me recuerda a la que mantiene Stallman respecto de «las 4 libertades».

    Winer es uno de los padres del RSS y mantiene una visión primigenia del invento, y no termina de aceptar que el RSS pueda ser más útil siendo usado de formas que no sean un «río». Se quedó anclado en la idea original.

    Del mismo modo, Stallman ayuda a crear un movimiento tan importante como el del software libre, y lo asienta sobre las 4 libertades básicas (que son el meollo de todo), pero rechaza que esas cuatro libertades puedan y/o deban extenderse a cosas que no son propiamente software. Para él lo único que cuenta es aplicarlo al software. También se quedó anclado en la idea original.

Submit a comment