Encantadores de serpiente en perspectiva caballera

Que todos ansían ser el cuello de botella inevitable en la Red es cosa sabida. Que la evolución reciente de Internet es a una recentralización impulsada de forma falaz pero que a falta de un cambio de concepto parece más o menos inevitable si estamos dispuestos a pagar en libertad de elección por comodidad y pose cool. Sin embargo, no dejo de maravillarme con la capacidad de hacerse autofelaciones que tienen muchas personas, así como la capacidad de olvido que muestran, cada vez que el kioskero abre la boca. No dudo que en Apple habrán aprendido mucho desde el estruendoso fracaso de MobileMe, último (bueno, ya penúltimo) intento en esta línea que han hecho, pero aún tienen que demostrarlo. Y, en todo caso, la verdadera pregunta es: si aprendieron y se salen con la suya, ¿quién sale ganando, Apple o la Internet libre y distribuida? Interesa olvidar, en ciertos ámbitos, que si el señor que controla tu disco duro es el mismo que te vende los libros y la música, lo vas a tener muy jodido para no pasar por caja, porque ser el dueño de la infraestructura le otorga una posición sobre la que hacer presión donde más duele: haciendo presa a la altura de la VISA y azotando sin perdón, censurando, todo lo que no haya emanado directamente de las visiones húmedas de un señor inquietante al que su madre ya parió con un jersey de cuello vuelto en Carolina del Norte. Visto lo visto, más nos vale ser más que prudentes con el Cloud computing.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

3 Comments

  1. Ju. Lo han hecho y va a hacer falta mucha educación para usarlo. Entre ellas no activarlo, si se puede. He estado examinando con detalle la explicación de cómo está montado el cloud y si no lo he entendido mal funciona así: la actualización entre dispositivos implica que el archivo se descarga realmente a tu disco duro, teléfono o tablet (dropbox, tiembla). Esta parte es gratis y funciona como un backup realmente. Si a los 30 días no has actualizado, el archivo se habrá borrado de la nube, con lo que parece que no se quedan con tus documentos (es decir, que tendrían en la nube los que vas actualizando). El ecosistema de producto/servicio en todo caso es terriblemente duro para sus competidores: tengo todo en mis dedos vaya donde vaya, cosa que no hace Android/Honeycomb hoy (algo hará Google vinculado a gmail y docs, supongo, aunque a ver qué dicen sus fabricantes) y que obligará a más integraciones nokia/microsoft. Hace que la gente quiera tener todos sus dispositivos en el mismo fabricante. El sistema de almacenamiento y backup guarda todos tus ¡cambios! (que no versiones) del documento y te deja volver atrás y con poco consumo de datos, porque sólo almacena los cambios y deja el resto como está: así funciona ahora Time Machine más o menos.

    El salto vendrá cuando te digan: paga y se quedan para siempre, es mucho más cómodo. El otro salto vendrá: trabaja contra la red, no guardes nada. Y paga, claro. Es la era post pc, la era de vender acceso y no unidades de consumo.

    Desde el lado del entretenimiento, la jugada es grande. Son archivos muy grandes y pesados de mover y es donde la ubicuidad de la música que para tantos es tan importante va a jugar una mala pasada. No digamos la acumulación de datos que va a dar esto. Te puedes subir tus cedés ripeados y y no te ponen DRM. Lo mismo alguien no los guarda. Y, claro, siempre a iTunes donde no ganan el dinero, pero hace que compres el dispositivo. El iPad tiene una función nueva que hace de mirror con el televisor de casa: lo que se ve en el ipad, se ve en el televisor. Un ecosistema completo para el consumo de entretenimiento y ocio en movilidad, entendiendo movilidad estés donde estés sin preocuparte por dónde estés, lo que incluye el televisor de casa, esa barrera para vender películas.

    Mi backup automático en mi disco externo sigue activo. Y seguirá. De todas formas, el mundo abierto creo que va a necesitar soluciones simples para ayudar a la movilidad y la ubicuidad instaladas en tu servidor para poder evitar la fuerza y usabilidad de estos servicios: lo hacen sencillo y eso es una virtud de consumo.

    • No me sorprende que la concepción sea integral. Me parece, tan sólo, que les genera una posición de tanta fuerza que al final la exprimirán… Y creo que las soluciones de Apple en web y sincronización nunca tuvieron el éxito que quisieron. Obviamente, les pasa un poco como a Microsoft: tienen fondo como para intentarlo muchas veces, hasta que una les salga bien…

      Lo que me sorprende es que en un contexto en el que el hardware es cada vez más barato y el caudal de datos que la infraestructura puede soportar es cada vez mayor, la solución que se nos ofrece sea la de no vendernos tanto hardware. El gigabyte de almacenamiento debe estar como a 15 céntimos en el peor de los casos, ¿de verdad es el momento de que todo mi almacenamiento me lo gestione otro? ¿Dónde estaban cuando mi ordenador tenía un disco duro ridículamente pequeño?

  2. Sí eso es cierto, pero creo que la premisa que mueve el mercado es la movilidad en poco espacio y la usabilidad: los móviles (incluidos, tablets, es decir, ordenatas tontos) tienen más presencia que los pecés en el mercado de consumo y suben a toda velocidad. Rápido y sencillo. Hacerlo sin depender de servicios externos, supone un conocimiento alto que ni tiene ni desea la mayoría de la gente. Por conocimiento alto, me refiero a información extendida lo suficientemente en el entorno de las personas normales: si no sabes que las cosas se pueden hacer de otra manera, no lo haces. Hacer backup de modo regular es esa pesadilla constante de todo usuario que se parece a lo de adelgazar y aprender inglés: este año lo vuelvo a intentar. Si te lo dan hecho… (o si te pasa como a mi, que lo has hecho pero un día se da la tormenta perfecta y lo pierdes todo…)

Submit a comment