Europa vs Google

El síntoma y el problema

Con el cierre hoy de Google News España, es pertinente plantearse si la ley que desemboca en este cierre es el problema real o no es más que un síntoma de un problema mayor, en gravedad, en envergadura, y en extensión, pues aquejaría a toda Europa.

Bien mirado, se evidencia que la segunda hipótesis, la del síntoma de un problema mayor, es potente. Porque esta ley, como otras similares (menos duras, pero evidentemente similares) ya vigentes en otros estados de la UE, comparte naturaleza con otras reformas legislativas impulsadas a lo ancho de la unión. Sin ir más lejos, la intención de la comisión europea de dividir a Google hay que verla desde la misma óptica.

¿Y cuál es esa óptica? La de haber asumido que Europa es incapaz de competir con las empresas estadounidenses innovando, y que todo el recurso que les queda para actuar es el poder de la regulación legal.

Y ése, amigos, es el gran problema que subyace a todas estas propuestas de ley que parecen diseñadas con los pies.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

5 Comments

  1. ¿Pero es que acaso Europa puede competir con las empresas estadounidenses en el terreno de Internet? Un terreno donde siempre ha marcado las reglas Estados Unidos. Un terreno que es monitorizado las veinticuatro horas por la NSA -y a nivel privado por Google y otras compañías que reciben capital público o bien son contratistas- con el fin de mantener la ventaja competitiva de las empresas estadounidenses.

    Y otra cosa. ¿Por qué se asume que toda innovación es siempre mejor que lo que había antes? ¿No se puede dar el caso de que una innovación resulte perjudicial para la sociedad?

    • Hola Pidal,

      sí, una innovación puede ser nociva, y en ese caso se deja de lado (a veces de forma muy problemática, como ha sucedido en el pasado más de una vez). No es el caso cuando la innovación no es nociva, en ese caso permanece sin que a menudo reparemos en lo mucho que nos ha mejorado la vida porque pasa de forma desapercibida a ser parte del «atrezzo» cotidiano. Esto último pasa también con mucha frecuencia y es positivo que tengamos ocasión de seguir probando cosas nuevas.

      ¿La NSA monitoriza Internet? Sin duda, pero no es eso lo que impide que aparezca una alternativa a Google, Amazon, o Microsoft en otra parte del mundo (en concreto, y porque las leyes europeas son las que me animaron a escribir este post, en Europa). Es la falta de una cultura que empezando desde el enfoque político permita sencillamente a las personas ganarse la vida haciendo algo que alguien no haya hecho antes.

      Es que en Europa tenemos a la mitad de los países prohibiendo Uber, a la otra mitad intentando que Google pague a los periódicos, y por supuesto a todos ellos luchando para que «los piratas» no tengan más alternativa que pagar CDs a 20 euros como si fueran los años 90 otra vez (claro que esto es compartido con US, no es una desventaja competitiva, por desgracia global).

      En fin… entiendo lo que dices: no toda innovación es siempe buena, pero el mecanismo que permite innovar es también responsable de esas que sí son buenas. Y el puño de Estados Unidos en Internet es fuerte, pero no es el culpable de que en Europa la respuesta ante los nuevos modelos esté siendo, casi siempre, la búsqueda del camino más corto para prohibirlos, en lugar de fomentar un entorno en el que esas ideas puedan germinar aquí, y generar más empleos aquí (aunque por ser globales terminen generando empleos en todas partes).

      Un saludo y muchas gracias por obligar a la reflexión de nuevo, es siempre importante :)

  2. No lo tengo tan claro, Jose. La innovación permite tumbar competidores en mercados abiertos y competitivos, sin barreras de entrada. ¿Es el mercado de Google uno de esos? Uno puede apuntarse a una tesis más o menos liberal (si no está regulado, es un mercado libre) o una tesis más o menos anticapitalista (el sector privado es muy capaz de cargarse la competencia sin intervención estatal alguna). Yo personalmente tiro moderada y matizadamente por esta última. Tus explicaciones sobre el dominio de infraestructura que ejercen los gigantes de internet están a mi favor. :)

    Para mí el problema es que la intervención para trocear Google sería un traje a medida chapucero y con los fines espurios que describes. No existen unos principios, métodos y técnicas para que la división de oligopolios sea estándar, predecible y esperable. (El mismo concepto de abrir el mercado pasando de una empresa dominadora a *dos* es para partirse los dientes a carcajadas.)

Submit a comment