Don’t Be Open

Google, Don't be open!

Más allá de que la polémica suscitada por la posible violación por parte de Google de la licencia GPL de varios proyectos de software libre al ser incluídos en Android y liberados con una licencia no compatible con la GPL (y sobre este tema se elevan voces en uno y otro sentido), resulta importante detenerse ante la decisión de Google de no entregar el código de Android 3 mientras Google continúa fichando a altos responsables de Java quizá para aliviarse frente a posibles demandas.

A Android le hemos dado en el pasado alguna hostia merecida. Los beneficios del sistema de licencias blandas son ciertos, pero benefician sobre todo a las operadoras lo cual causa un desencanto porque la experiencia final se aleja de la habitual cuando usamos soft libre.

Ahí, redistribuciones de Android como Replicant, si la comunidad se muestra capaz de mantenerlas, pueden ser el camino a seguir. Pero de entrada está todo por hacer, la escasa apertura de Android se marchita y lo último es que éste nos haga pensar en todo el código que nunca nos dieron.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Me resulta curioso que critiques las licencias blandas. ¿No crees que es precisamente lo más similar que existe al devolucionismo dentro de las licencias de software libre? ¿Cuál crees que podría haber sido la alternativa para Android?

    • Es cierto que son lo más parecido al devolucionismo. Con una diferencia en la forma en que opera el software frente a la forma en que opera, digamos, un libro o una canción.

      Cuando tengo el libro, cuando lo leo, también tengo el «código fuente» del libro. No hay necesidad de asegurar que un nuevo libro también sea libre porque en todo momento lo estoy leyendo. Si lo puedo leer, lo puedo replicar, modificar, … a menos que la ley me lo impida (restricción de copia y obras derivadas). El software, por contra, si me lo dan compilado perdí el código fuente. Al que jamás tendré acceso. Ya da igual lo demás, sin código fuente no hay mejoras.

      Mientras para todo apostamos por el devolucionismo, años de tenazas nos enseñaron que no hay nada como una GPL pata negra :)

      ¿Tenía Android alternativa? Seguramente no. Si lo licencian con GPL los fabricantes de hardware y las operadoras no lo adoptan. Lo cual nos indica que Google lo hizo bien y jugó su baza. Sucede que Android es un proyecto libre fuertemente dirigido desde Google, no hay gran «comunidad» de desarrolladores de Android (aunque la haya de desarrolladores para Android). Lo que sucede es que a mí, el hecho de que Android para ser lo que es tenga que tener la licencia blanda me parece un acuerdo quizá necesario, pero no óptimo… y si, como ahora, anuncian que el código se retrasará unos meses (nadie sabe cuántos, nadie dice cuántos…) pues le terminamos de quitar el poco lustre que le queda a la idea :)

      PD. Y mi teléfono funciona con Android, a pesar de todo…

      • Interesante vuestra posición con la GPL. Yo siempre había distribuido mi software bajo la GPL, pero desde que empecé a leer sobre el movimiento devolucionista, distribuyo el software que escribo bajo licencias minimalistas. Que cada uno haga lo que le parezca con él :-).

        Es verdad que con un libro tienes el código fuente. Pero si yo cojo un libro “devolucionista”, lo modifico, y lo revendo, no tengo por qué ponerlo bajo la misma licencia. Lo puedo “cerrar” (o al menos así lo he entendido, quizás me estoy equivocando). Es igual que con el software y con Android. Te compras un móvil y te viene con algo modificado que te revenden, y que no puedes entregar a terceros.

        • Cierto, para eso el devolucionismo tiene otra respuesta: drástica reducción de los derechos de explotación exclusiva que otorga la restricción de copia. En el caso del código, sin embargo, dejar 5-10 años de explotación exclusiva (como se dejaría en un libro, o una peli o una canción) es tanto como otorgar monopolio ad eternum. Quizá es que menos crítico quizá permitir un libro derivado cerrado que un soft derivado cerrado. Quizá hay ámbitos donde podemos asumir esas derivadas privativas y ámbitos donde conformarnos con eso nos deje en una desventaja demasiado grande. El sistema nervioso de nuestra sociedad transmite impulsos eléctricos codificados, es importante tener acceso al código si va a seguir siendo nuestro sistema nervioso :)

Submit a comment