El día a partir del cual China no podrá nunca más ser ignorada

China, esa potencia mundial que llamamos emergente como si tuviera algo que ver con todos los países en vías de desarrollo cuando todo lo que tiene en común es la existencia de una enorme clase trabajadora pobre.

Nada más que esa miseria compartida entre sus ciudadanos más pobres tiene China en común con otros países llamados emergentes. Todo lo demás es diferente. Y China lo sabe. Y en la reunión de hoy del G20 todos lo van a saber. Dice Timothy Garton Ash que hoy China sella su entrada por la puerta grande al selecto grupo de las superpotencias, ese G2 superpotencial (USA-China) en el que la UE estará ausente por méritos propios.

Viendo esto, y viendo el autoritarismo rampante de la Unión Europea, no puedo sino volver a pensar que los ciudadanos de occidente perdimos una gran oportunidad al no luchar para que los ciudadanos de Asia fueran más libres cuando aún los ciudadanos europeos podríamos haber mitigado/influido en los hábitos totalitarios de sus Estados; aunque fuera por medio de ese boycott comercial tan à la americana.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Salud

    Realmente nunca ha interesado a una potencia imperialista (en lo económico – político) el influir positivamente en los gobiernos bajo su manto, nunca ha interesado favorecer la “exportación-importación” de lo positivo de la potencia (por ejemplo, temas de beneficios laborales, salariales, sanitarios, educacionales, etc.), nunca, ni antes ni ahora (bah, un ejemplo fácil: Afganistán; otro: Arabia Saudí).

    Lo curioso es que esta vez el “protectorado” ha crecido demasiado, y el autoritarismo que emana es visto, incluso, con buenos ojos por el resto de potencias, así que han decidido “dejarle hacer” y, si se puede, importar no solo los cacharritos baratos de ese país, sino algunas de sus medidas “tan eficaces”. Y en pro de la competencia “contra” ese país tan grande y lleno de gente, todas las medidas que se tomarán son y serán reaccionarias.

    Hasta luego :(

    • Comprendo lo que dices: sé que al Estado se la suda, y yo no hablo de solidaridad inter-estatal. Eso no existe porque los estados no tienen sentimientos y sólo obecedecen sus intereses.

      Me refería a la gente. ¿Por qué la gente no ha hecho nada? Cuando Asia (un continente con una tradición política radicalmente distinta a la nuestra) imponga su manera de hacer las cosas… ya será tarde para nada.

      En fin, ya veremos. ¡Un abrazo!

Submit a comment