Desglobalización

Para varias generaciones de europeos que han crecido en los países más ricos del continente, entre los que se encuentra España, la vida ha transcurrido al margen de grandes catástrofes: ni guerras, ni hambrunas, ni tsunamis, ni terremotos que llenen las calles de muertos. Hemos tenido la suerte de disfrutar el periodo de mayor paz y prosperidad de la historia del continente, y quizá del mundo.

Una de esas cosas que damos por sentadas porque ya estaban ahí cuando muchos llegamos es la internacionalización: la globalización de todo, que tanto ha contribuido a llevar libertad y prosperidad a casi todos los rincones del mundo, también y sobre todo para nosotros.

No obstante, una parte de la población siempre ha recelado de la globalización. Hasta el punto de hacer bandera de esa oposición y autodenominarse partidarios de una antiglobalización.

Pues bien, para bien o para mal, todos nosotros (también este grupo de detractores de la globalización) va a tener la oportunidad de probar cómo sería el mundo si esta globalización se deshace por lo menos un poquito. La crisis sanitaria del famoso coronavirus COVID-19 está conllevando una cascada de cierres de fronteras y restricciones al viaje que conducen a una suerte de desglobalización: un camino más allá de la globalización y en dirección contraria.

Esta desglobalización va a ser, además, fuertemente asimétrica: los movimientos financieros no se van a detener, los movimientos de mercancías encontrarán la forma de restituirse, pues ya saben que si las mercancías no cruzan las fronteras, los soldados lo harán. La vuelta atrás afectará sobre todo a la globalización de las personas. Justo el peor y más asimétrico escenario posible.

No sabemos cuánto tiempo se va a prolongar, pero sí que esta inercia va a apoyarse sobre el populismo nacionalista que campa a sus anchas en Europa y Estados Unidos desde hace unos años, y que a buen seguro está encantado empujando esta desglobalización, siquiera para hacer sus propios experimentos.

Jose Alcántara
Resolviendo problemas mediante ciencia, software y tecnología. Hice un doctorado especializado en desarrollo de hardware para análisis químico. Especialista en desarrollo agile de software. Más sobre Jose Alcántara.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.