El Departamento de Justicia estadounidense investigará las escuchas de la NSA

El equilibrio de poder en el congreso estadounidense tras las elecciones de hace unas semanas trae (en principio) buenas noticias para los estadounidenses: El Deparatamento de Justicia estadounidense investigará la implicación del actual gobierno Bush en las escuchas masivas a más de 200 millones de estadounidenses por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). (The Register)

Desde que saltó el escándalo, la casa blanca siempre ha negado toda implicación a la par que negaba toda colaboración para aclarar los hechos, pero la reciente victoria demócrata parece haber enviado un mensaje claro a Bush: No puedes evitar lo inevitable. En el muro hay otro mensaje: Si no permites esto van a seguir hablando de la guerra de Irak, y eso sí que no te conviene.

¿Qué quiero decir con esto? Que los demócratas van a querer investigar este asunto y los republicanos lo permiten porque este asunto puede volverse fácilmente a favor de ellos; si dejan investigar esto es porque quieren distraer la atención. Pese a que el espionaje a ciudadanos y el mantener a toda la sociedad bajo vigilancia no sea algo que los americanos vayan a olvidar, en este escándalo no hay muertos, sangre, no hay abu ghraibs, ni armas químicas como las de Fallujah, no hay jóvenes soldados americanos vagando por el desierto, ni torturas a terroristas, en el escándalo de espionaje de la NSA no hay Guantánamos

Paradójicamente, la investigación del programa de espionaje de la NSA -aún siendo buena para todos los que queremos una sociedad donde la privacidad sea respetada- puede volverse a favor de los que la perpetraron, siempre que los medios se centren en este escándalo y distraigan a los estadounidenses de la guerra de Irak. Y Bush permitirá que todo el mundo sepa que decenas de millones de ciudadanos estadounidenses vivieron bajo el espionaje del gobierno, con todas sus comunicaciones intervenidas, tan sólo para que las televisiones no muestren el próximo cadáver de un joven marine yankee.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. A riesgo de que se me critique adelanto que no me olvido que en Irak se están perdiendo decenas o cientos de vidas humanas cada día.

    No obstante me atrevería a decir que es más importante lo primero que lo segundo. Si en los EE.UU. no hay la libertad suficiente (y gracias al espionaje masivo pronto no la habrá) para poder criticar las acciones del gobierno o los entes poderosos, ¿cómo podemos esperar que no haya nuevos Iraks o nuevas barbaridades cometidas por ese gobierno, si no habrá nadie que proteste?

    Por eso, a pesar de que la inmediatez del asunto es mucho mayor en Irak, opino que de cara al futuro la otra cuestión es vital para nuestra sociedad.

    • Bueno…. yo comparto el concepto: Es mucho más urgente evitar que en Irak se maten unos a otros, pero de cara al futuro quizá es más importante que la principal potencia mundial mantenga un control sobre sus políticos para asegurar que se les puede tirar de las orejas si hace falta.

      No voy a ser yo el que te rebata que la vigilancia intensiva es letal para la democracia y que es de vital importancia, sólo que me jodería mucho que los neocon consiguieran distraer el debate. De todos modos vamos a confiar en que 1) la sociedad americana no se deje engañar y 2) que los demócratas (supongo) también habrán previsto esto, así que todo pueden ser divagaciones… ;)

      Hasta luego!

Submit a comment