La decapitación del p2p y los nuevos regímenes post-democráticos

No tengo cuerpo para escribir en el blog, tengo la cabeza en otra cosa. Pero de verdad creo que se acumulan los golpes sobre uno mismo y quería sacar un post resumiendo todo lo que hemos sabido estos días en torno a nuevas medidas anti-populares y contra la libertad en los tiempos por venir. ¿O qué crees que representa tener libertad en la red en un mundo que está absolutamente digitalizado y que lo estará aún más en los años por venir?

Estos días todo el mundo habló de la revuelta griega y del uso de haces láser como parte de la táctica de guerrilla para destacar a un policía del resto y madurarlo a piedras. Que una cosa es tirar piedras a boleo y otra cocer a un tío a pedradas con algo de orden.

Del mismo modo que los desesperanzados jóvenes griegos, una serie de impresentables burócratas hace tiempo que han descubierto cuál es el motivo argumental para derrumbar la red, su neutralidad, todo lo nuevo y joven que representa. Hace mucho que el Estado apunta con el pequeño YAG de su puntero directo a la cabeza de todo lo que nos gusta de la red: el p2p y la neutralidad (ese post tiene casi dos años, qué poco hemos avanzado en ese tiempo), para derrumbar esa nueva arquitectura informacional distribuida que dé soporte a un nuevo reparto de poder menos concentrado en unas pocas manos.

Sigo con más frecuencia los medios y la actualidad que me afecta más directamente, pero el resumen de esto no hace más que confirmar algo que ya sabemos hace tiempo: que los estados de uno y otro lado del atlántico se conciertan para proponer un trato-truco en el que supuestamente todos ganan. Pero la verdad es que sólo ganan ellos, que entierran definitivamente el secreto de las telecomunicaciones (en España está bajo asedio y fue apuntillado por la AEPD, por si alguien no lo recuerda) para follarse nuestras libertades más fundamentales y además dejan la puerta abierta para asesinar después la neutralidad de la red y seguir aniquilando libertades básicas en nombre del uso justo, del sentido común, del civismo y de todas esas palabras demasiado grandes para decir algo humano.

¿Cuántos de los que leen este post se han parado a pensar lo que tener una red libre y neutra significará dentro de 10 años? El mundo es digital. Las comunicaciones son digitales. Si la red no es libre, las comunicaciones no lo son. En la era digital, donde la conversación efímera que no queda guardada en ninguna parte ya no existe, si el secreto de las comunicaciones no está garantizado por ley no sólo se vulnera el texto más importante del pasado siglo (no, no es la constitución de platino iridiado, sino la declaración de los derechos humanos), sino que se abre la puerta a que un estado gobernado por un hipotéticos radicales (de izquierdas o de derechas, que me da absolutamente igual) haga un mal uso de todas esas garantías legales que blindarán sus abusos. ¿Cuántos de los que leen este post se han parado a pensar lo que no tener una red libre y neutra significará dentro de 10 años?

La propiedad intelectual siendo usada como ariete para debilitar derechos básicos como la privacidad como un medio para minar las libertades del mundo por venir, las libertades de los próximos años en un mundo digital. Haciendo posible que cualquier gobierno radical (y los hubo en el pasado, y los habrá en el futuro) se sirva de la maquinaria del Estado y de las leyes por éste desarrolladas para dar el paso que trascienda la casualidad histórica que suponen las democracias actuales para llegar a algo nuevo. Un nuevo régimen post-democrático y autoritario que se eleva en occidente y del que avisaban incluso los medios anglos (y mira que son ciego-sordo-mudos para estas cosas).

Y toda la estrategia está ahora mismo enfocada en destruir las salvaguardas legales para la privacidad en la red y en destruir la neutralidad de la red. Por eso hay que oponerse a ello. Defender el p2p no es una opción, es la única puerta que tenemos.

Cada vez que lo pienso y leo lo que sucede ahí afuera, veo que La sociedad de control es un libro que ha salido publicado justo a tiempo. Amor de padre, supongo.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

9 Comments

  1. Yo quisiera saber cómo podemos oponernos a ello. Es decir, soy de Argentina, quisiera poder hacer algo no solo acá sino en todo el mundo, pero hay manera de que alguien nos escuche? cuales son las formas de oponerse a estas medidas digitales que parecen expandirse sin que nadie pueda siquiera pensar cómo frenarlas?, lo pregunto porque realmente no se con qué recursos se cuenta para levantar la voz en lo que es digital. No lo veo tan simple como salir a la calle y protestar como se hace en casi todo el mundo para oponerse a algo. En lo digital hay otras formas? Me gustaría saber.

    Gracias.

    • Pues bien, aunque oponerse a las leyes injustas es inevitable y eso hay que hacerlo. Comparto la visión de David de Ugarte de que la verdadera solución es construir formas alternativas de vivir y organizarse. La forma que se le dé es algo que está por ver, pero sólo estando erguidos y mirando a esos legisladores de igual a igual (no te necesito porque no me representas y podemos vivir a nuestro aire).

      Y no digo que sea sencillo. De hecho será jodidamente difícil. Pero en tiempos de crisis lo que hacen falta son soluciones, y no tanto pancartas en contra de los ataques. Si la solución la aportamos nosotros el mundo será mejor, si la solución la aportan ellos el mundo será menos amable.

  2. “Un nuevo régimen post-democrático y autoritario”, una previsión que ya he oído en más de un sitio y a más de una persona. “La historia se repite”, otra frase que acompaña a la anterior y que vislumbra un futuro nada halagüeño, y no sólo en el ámbito digital. Ganarán los de siempre y perderán los mismos.
    ¿Qué podemos hacer los simples mortales?, no lo sé. Tan digno es intentar que te afecte lo menos posible (sobrevivir) como combatir de frente. ¡Ojalá te equivoques!.

    • Denunciarlo es lo mínimo. Luego intentar construir entre todos la internet y la red que queremos. Compartir, pero no sólo eso. Crear, y crear libre. Código libre, libros libres, y música libre. Como he dicho al comentario anterior, ellos tienen policías y nosotros tenemos corazones. Creemos y liberemos. Y compartamos, que compartir es bueno ;)

Submit a comment