Cuando apagaron la televisión, el mundo había cambiado

Un buen día, al apagar la televisión, la auto-vanagloriada generación JASP descubrió que estaban todos en paro y que van a quedarse así una larga década, que las condiciones para acceder a financiación van a empeorar y que la deuda de un miembro de la UE fue comprada por Brasil, que a los vecinos británicos, sin Euro, no les va mucho mejor y ven cómo la universidad vuelve a quedar para las élites, mientras en Shanghai el sistema educativo funciona mucho mejor que en occidente, tanto que China sale de excursión a Namibia y a Mozambique, pero manteniendo un ojo en Rusia que levanta la nueva Unión Aduanera con Bielorrusia y Kazajstán; por favor, no lo llaméis URSS. Un buen día.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment