Chips minúsculos para ciudades enormes

Además del sistema NOX que comentamos recientemente, estos días hemos sabido de más planes y desarrollos en el ámbito de la vigilancia y el control de personas en las ciudades. Como en el caso de Sant Viçent dels Horts que comentaban en público hace unos días: un agente-robot vigilará y controlará una ciudad de 30.000 habitantes.

Lo de agente-robot suena a pelicula ochentera ambientada en Detroit, pero la realidad es diferente. Se trata de un sistema inteligente que, según los representantes políticos de la ciudad, pretende «gestionar mejor los recursos humanos y materiales de toda una ciudad». Todo ello, según cuentan, utilizando nodos que se comunican «como hormigas», separados unos cien metros unos de otros y conectados sin cables. No mencionan el mecanismo en sí, y todas los comentarios que veo en la red llevan a la misma noticia de publico.

El sistema electrónico será capaz de controlar mediante ultrasonidos si los contenedores de basura necesitan ser vaciados, mediante control de la humedad y la temperatura decidir si los parques necesitan ser regados y será capaz de aprender del flujo de vehículos diario para interpretar cuándo hay una desviación fuera de lo normal y enviar a la policía. ¿Qué impide que hagan lo mismo con los flujos de personas. ¿Un flujo de personas fuera de lo normal? Policía al canto.

La promesa para que se acepte es que este sistema permitirá un mejor funcionamiento de los transportes públicos, pero es que para eso no hace falta sistema electrónico sino voluntad. En Alemania, donde pasé una temporada, el transporte público pasaba con una puntualidad y regularidad impresionantes, sin sistemas electrónicos. La creencia de que la tecnología en sí misma solucionará los problemas, sin colaboración humana, es absolutamente estúpida.

Toda la info de los nodos de esta red inteligente está accesible en http://147.83.39.62/nodesList.php, usando un sistema de mapas perteneciente a Google, que de camino se entera de dónde está todo, así by-the-face.

En resumen, parece que es un uso de la tecnología bastante interesante que no pone -en sí mismo- en peligro nuestra privacidad, pero me gustaría saber las implicaciones de todo ese control de flujo de vehículos y movimientos. Desde luego, que un sistema (según comentan) del tamaño de una moneda de 5 céntimos sea capaz de gestionar todo eso es bastante susceptible de abusos si no se usa adecuadamente.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

5 Comments

  1. La tecnología que utiliza es fractal, muy fácilmente ampliable y la están utilizando las compañías telefónicas con antenas de corto muy corto alcance y muy baja potencia por toda la ciudad. Se podrían instalar en las farolas si los ayuntamientos no cobrasen lo que cobran. Cualquier día veremos que V*d*f*n* o M*v*st*r, empiezan a regalar farolas a los ayuntamientos, llevarán truco. Entonces aparecerá un nuevo chip que de instalará en las bombillas de las farolas, con una tecnología mucho mas barata. Bueno, casi sci-fic, made in Hispania.
    De otro lado éste sistema de sensores pretende imitar la piel, y tratarlo todo como un red neuronal, de muy pocos algoritmos, capaces de “sentir” la ciudad, igual que tu sientes tu piel y reaccionas frente a las sensaciones percibidas. Tratar la ciudad como un “ser vivo”. Lo que nos espera, pone los pelos de punta.
    Así que utopía y distopía son casi lo mismo.
    ¡Saludos!

      • Todo esto ya lo anunciaba K. Dick, creo yo. Al otro lado está el utopista de Skinner (sí, el de la rata), con Walden Dos (sí, inspirado en el Walden de Thoureau). Control frente a libertad. Seguridad (podrida por el poder) contra cierto desorden (garantizando libertades).

        Yo creo que las tecnologías tardan en implantarse, pero no hay freno. Así que estoy con vosotros… el futuro se presenta muy triste, muy oscuro (Una mirada a la oscuridad… otra historia de K. Dick adaptada a cine por Linklater). Luchemos al menos el presente.

        Por cierto, te mandé un mail y no tuve respuesta. ¿Te llegó? :P

Submit a comment