Lo avisábamos hace tres semanas: Vuelven las patentes.

Yo que no me fío de nada y que ya he visto cómo las patentes de software han sido rechazadas por el europarlamento en varias ocasiones (lo que en sí mismo implica que tras ser rechazada alguien se ha empeñado en volver a levantar el tema) ya lo dije hace escasas tres semanas: La guerra de las patentes sigue abierta y amenaza más que nunca al Software Libre, algo que pudimos leer en la EFF.

Ahora vía Juan Tomás nos enteramos que el frente europeo también ajusta sus posiciones: Nos quieren meter las patentes en dos semanas ignorando la única institución democrática europea.

Y luego quieren que vote a la constitución. ¿Para qué? ¿Sí a esta Europa antisocial que pretende revivir la farsa hipócrita de «todo para el pueblo pero sin el pueblo»? Ni hablar.

Esta acción deja claro (una vez más) que con el ultracapitalismo globalizante campando a sus anchas diferenciar entre lo que se legisla a un lado y otro del atlántico no tiene sentido. Cuando unas pocas multinacionales campan a sus anchas por el mundo la nacionalidad y el idioma carecen de importancia; manda la divisa.

La guerra de las patentes de software sigue abierta y amenaza más que nunca al Software Libre

Desde el punto de vista de la guerra digital -entendiendo por ésta los esfuerzos por amoldar la legislación de modo que se reproduzca en la sociedad actual lo que era un esquema habitual antes del desarrollo de la electrónica, y en particular de la informática y de la revolución digital, encabezada por internet- hay varios puntos que periódicamente centran nuestra atención: De un lado la lucha por la privacidad; de otro la lucha por el control de contenidos digitales, ya sean contenidos de corte artístico a los que se impone DRM o ideas plasmadas en forma de software sobre las que se imponen ley de patentes.

Es en este último punto sobre el que ahora vuelve la amenaza: Una nueva ley en EEUU va a relajar las condiciones necesarias para patentar software (EFF). De hecho es mucho más grave: lo va a poner realmente difícil para que no se pueda patentar algo. Ahora para evitar la patente de un algoritmo habrá que demostrar que eso ya se podía hacer antes del desarrollo del mismo, que ese conocimiento ya estaba en el dominio público y que la humanidad ya tenía esa capacidad antes de que alguien la idease en forma de algoritmo.

Eso, que así puesto parece tan justificable, es un atentado contra la innovación.¿Por qué? Porque las grandes corporaciones tienen medios para rastrear millones de documentos, para bucear entre la infinidad de documentos que ahora mismo recogen el conocimiento de la humanidad, y -con tu pequeño proyecto y tu pequeña idea genial- no podrás permitírtelo. Esto supone una amenaza sobre todo contra los cientos de nuevos proyectos, con especial incidencia en el software libre, donde casi nunca se van a disponer de más medios que el propio talento y no se va a poder frenar las abusivas peticiones de patentes de todas las grandes empresas estadounidenses. Vamos a peor, si la idea misma de patentes de software ya les hacía el juego a las grandes empresas que podían bloquear tu patente y ganártela en los juzgados mediante acoso y derribo (posponer el juicio hasta que te quedes sin dinero), ahora será mucho más fácil. Las patentes de software hacen posible que empresas con conocimientos legales y ningún mérito tecnológico chantajeen a los que realmente tienen capacidad de innovación.

Esto es injusto por cuanto estamos hablando de patentar ideas, y las ideas no se pueden patentar, no son complejos desarrollos ingenieriles, están en la cabeza de todo el mundo. Pero lo veo aún más negativo porque esas facilidades van a frenar los medios que ahora permiten que realmente una buena idea te cambie la vida de verdad. ¿Se imaginan que alguien tuviera una idea como lo fue en su día PageRank de Google y no puedas evitar que una corporación te la copie y te la robe (poniéndola bajo candado con una patente) sólo porque la gran corporación (como pueden ser ahora Microsoft, Google, Adobe, …) se puede permitir bucear entre millones de documentos mientras tú careces de esos medios? Es injusto, y valga recordar que en Europa, donde las patentes de software han sido derrotadas varias veces, la Comisión se opone a la decisión de nuestros escasos representantes democráticos (el europarlamento) y no se dan por vencidos en su lucha por el bien de pocos en detrimento de muchos. Es momento para estar alerta porque la guerra de las patentes también sigue abierta en Europa.

Philips lleva a los juzgados su patente sobre JPG

Lo leemos en The Inquirer (Podéis leer la patente aquí). Cosas como esta hacen que todos los que defendemos los Estándares Abiertos en todos los ámbitos nos encojamos de hombros como queriendo decir «¿veis como tenía razón?».

Hace muchos años, cuando geocities y los colors chillones dominaban el mundo abudaban por la web las imágenes en formato GIF, para maravilla de adolescentes (eso sigue sucediendo, sólo hay que darse un paseo por MSN Spaces…) y mayor dulzura de oculistas que recibían la cosecha de ataques oculares. Siempre hubo JPG, por supuesto, era el formato elegido si la imagen en sí ya debía verse mejor… Un paisaje, un retrato, una foto promocional de un grupo de música. Pero nosotros amantes de los formatos libres y abiertos, insistíamos en que hay que usar PNG, que permite compresión sin pérdidas y sin patentes. Vamos, que es mejor… pero que no estuvo ahí cuando todo el mundo se habituó a emplear JPEG, JPG por culpa de una estúpida limitación a extensiones de tres caracteres… ¿Bill, estás ahí?

Años de burbuja de internet, de reventones de burbujas, de modems que pitaban hasta que dejaron de pitar porque llegaron los routers, que luego se conectaron por USB y ahora son WiFi… Años en los que todo el mundo nos compramos una cámara digital, que nos guarda las fotos en JPG… Y al final, el propietario del formato decide levantar una patente que tenía olvidada (la patente data de 1987)… Me resulta tan paté(n)tico como la que hace poco se resolvió a favor de Microsoft sobre el formato FAT para discos de almacenamiento magnéticos…

Después de la chapa que he pegao viene el examen:
¿JPG o PNG? ¿Por qué?
PNG, porque permite comprimir sin perder calidad y porque ESTÁ LIBRE DE PATENTES.

Si es que cuando nosotros linuxeros le echamos una foto a nuestro último Gnome tuneado y la guardamos en PNG es por algo… :P

¡Peligro! ¡Vuelven con las patentes de Software por la puerta de atrás!

Es hora de retomar la lucha contra las patentes de software…

La comisión europea parece estar moviendo hilos para aprobar las leyes de patentes de software por la puerta trasera.

El comisario de industria Gunter Verheugen apunta en esa dirección

“Software patents would come as a side effect of another regulation”

Recordemos que el parlamento europeo se opuso a la directiva de patentes de software. El parlamento europeo, la única institución europea que nos dejan elegir, y ya vemos que no tiene poder ninguno pues la comisión hace y deshace a placer.

Rechazo a las Patentes de Software

El parlamento europeo (de nuevo) ha votado en contra de las patentes de software. Así que de momento podemos respirar tranquilos… Sólo de momento, la lucha no ha hecho más que comenzar. Pero seamos optimistas.

Fuente:
ELPAIS.es

*** Este post esta republicado a partir de un comentario en otro sitio, fue originalmente publicado el 6 de julio de 2005, aunque en este blog aparecio a mediados de octubre de 2005. El primer post real de este blog fue publicado el 6 de agosto de 2005: parece que todo va bien.