El cambio de rumbo

Un post doble, con dos formas diferentes de decir prácticamente lo mismo. Tomo prestados dos textos.

El primero es un poema de Cernuda.

Aplauso humano, de Luis Cernuda (extraído de Como quien espera el alba)

Ahora todas aquellas criaturas grises
cuya sed parca de amor nocturnamente satisface
el aguachirle conyugal, al escuchar tus versos,
por la verdad que exponen podrán escarnecerte.

Cuánto pedante en moda y periodista en venta
humana flor perfecta se estimarán entonces
frente a ti, así como el patán rudimentario
hasta la náusea hozando la escoria del deseo.

La consideración mundana tú nunca la buscaste,
aún menos cuando fuera su precio una mentira,
como bufón sombrío traicionando tu alma
a cambio de un cumplido con oficial benevolencia.

Por ello en vida y muerte pagarás largamente
la ocasión de ser fiel contigo y unos pocos,
aunque jamás sepan los otros que desvío
siempre es razón mejor ante la grey.

Pero a veces aún dudas si la verdad del alma
no debiera guardarla el alma a solas,
contemplarla en silencio, y así nutrir la vida
con un tesoro intacto que no profana el mundo.

Mas tus labios hablaron, y su verdad fue al aire.
Sigue con la frente tranquila entre los hombres,
y si un sarcasmo escuchas, súbito como piedra,
formas amargas del elogio ahí descifre tu orgullo.

Y el segundo son unas frases de Piano Magic (podéis oir el tema completo -Disaffected-),

And to this model i’ve kept
I surface at 3 in the clothes that i slept in
And though i’m drowning in debt
I’m richer through all the things i’m rejecting
And in a rare, certain light
I have a strange charm, i think you’d like me
And the rain brings me out
The rain makes me happy

Piano Magic, Disaffected

Uno más cabreado, otro más yo-mismo. Porque muchas veces he oído ya que me equivoco con algunas decisiones que tomo, y no veo en esa afirmación más que el elogio del que no se atrevió a cambiar. Porque sé que renunciando a las cosas que renuncio seré más rico de lo que sería si no rechazara todo lo que no me gusta. En el fondo, este post es casi una continuación de otro anterior.

¿Por qué poner hoy estos dos textos? Puse estos dos textos porque ambos me gustan, y porque valía la pena ponerlos. Otro día, más.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

9 Comments

  1. Dios mío, pero qué bueno es Cernuda. Buen gusto, Versvs. Y buena actitud. Como decía el otro,

    If you can keep your head when all about you
    Are losing theirs and blaming it on you,
    If you can trust yourself when all men doubt you,
    But make allowance for their doubting too.

    • Cernuda es muy, muy bueno. Podría comenzar –pero me costaría más frenar, a poner poemas de él que me parecen enormes. Y el de Kipling no se queda atrás, aunque me da un poco de repelús que no haya que dejarse afectar por las cosas. Me recuerda que «cuanto más sabes quién eres y qué quieres, menos te afectan las cosas», y que esa seguridad nos vuelve excesivamente fríos, como témpanos. Creo que está bien que las cosas nos afecten, y si hay que gritarlas se gritan: quizá el truco resida, al final, en saber poner fin a esa pérdida para continuar, para decirnos a nosotros mismos «hold on!», y no tanto en evitarlo completamente :)

      Un abrazo, Asun.

  2. Sólo una puntualización :P que diferencia “social” hay entre el emprendedor valiente e independiente y el patético chiflado que se lanza a la “aventura” sin ton ni son?

    Es su preparación, su capacidad, su inteligencia, su dedicación?

    No, es el éxito o fracaso que hayan tenido.

    Y con éxito no me refiero a Steve Jobbs por decir algo xddd, sino a ser capaz de vivir del modo en que tu quieres con un minímo de ingresos.

    Dicho esto más vale haberlo intentado y fracasar que no fracasar y no haberlo intentado. (No recuerdo quién la dijo)
    :-)

  3. Los pones porque sabes que tengo google rider y te adoraré un poco más por poner esto.

    Aunque a Piano Magic los vas a ver tú, paezme a mí.

    • No es exactamente así, aunque pensé que lo verías y sonreí por ello (adoración mutua, mai fren). Es más casualidad: estuve fuera toda la semana y ayer, lunes, era el momento de poner este post.

      Piano Magic miércoles mal plan para todos (no sólo para ti), seguramente será jueves en graná o (improbable) sábado en levante. Está todo por decidir, todito todo.

Submit a comment