Cada euro que gastas apoya algo

Cada euro que gastas apoya algo, ¿sabes bien qué estás apoyando?

Durante mucho tiempo, la frase que abre este post aparecía cada dos por tres en estas páginas. El verdadero poder de las personas está en decidir qué apoyan con su dinero.

Los motivos son obvios: las empresas se hacen para ganar dinero, no existe el timo de la «empresa sin ánimo de lucro» (si leen algo parecido, hay gato encerrado), si aspira a pagar salarios aspira a ganar dinero. Por eso la penalización en el mercado es el peor castigo que se les puede dar a aquellas empresas que no se comportan adecuadamente con nosotros. Sobre todo porque las multas que impone el Estado suelen ser pequeñas en comparación con el dinero que la empresa gana saltándose alguna ley. Más aún cuando, en ocasiones, las empresas son irrespetuosas con las personas para ser dóciles con el gobierno de turno.

Y éste es el caso de las empresas vinculadas a PRISM. Pese a la inmediata banalización de la figura del soplón (¿recuerdan cuando nos contaron que abandonó a novia que hacía strip-tease para dedicarse al espionaje, así en tono malote, o cuando nos lo describían usando calificativos propios de un delincuente habitual de poca monta?), o la siguiente construcción de un caso centrado en su persona donde lo importante es dónde va a refugiarse y quiénes son sus amigos, juzgando en los medios si es un traidor o no. Lo importante no es Snowden, sino qué forma está tomando Internet.

¿Has pensado buscar alternativas a los servicios que tienes contratados con las empresas que colaboraron y/o colaboran en PRISM? Si de verdad quieres hacer algo al respecto de este tema, esto es lo más lejos que puedes ir. Debes estar loco (o no haber entendido nada en absoluto) si esperas a que la sanción venga por vía administrativa.

Cada euro que gastas apoya algo, ¿qué Internet (y qué mundo) quieres tener dentro de diez años?

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Claro que sí.

    El problema es que casi todas las empresas tienen negocio en USA y, por ello, están supeditadas a las leyes de allí. No creo que PRISM en ningún momento encoja. Irá acaparando más y más servicios/sistemas con, o sin, la ayuda de las empresas involucradas.

    Me temo lo peor, me temo un futuro que lo mismo es ya un presente: que el hardware que compramos, nuestros PCs para montar nuestras infraestructuras “seguras”, tengan múltiples puertas traseras para asegurar que no tenemos opciones.

    Sobre alternativas el otro día di con un ‘repositorio de claves’ cifrado que su descifrado se hace en el navegador (haciendolo resistente a que copien la BD del servidor). Me pareció muy interesante y doné algo de dinero a la iniciativa. Por supuesto es ‘Open source’. Puede ser la puerta a servicios convenientes (accesibles desde cualquier lado, solo requiriendo un navegador, sin instalaciones) seguros (cifrado/descifrado en cliente). https://www.clipperz.com/

    No estaría mal tener una ‘free-pedia’ (o la misma ‘vs-pedia’) con este tipo de información para que podamos descubrir otros proyectos ‘Open Source’ que cumpan con los criterios de seguridad y libertad que en este blog se defienden.

    • No conocía esta iniciativa. Sobre esa pedia, si nos comprometemos a mantenerla, instalar un mediawiki, asegurarla mínimamente (para los spammers), y dejarla lista se hace en «dos patás». Luego habría que ir añadiendo cosas, claro, que es lo que me pasa con VS Pedia. No pude recuperar todas mis entradas cuando volví a tener una wiki autónoma y no tuve todo el tiempo que desearía para irlas creando… En todo caso, es una labor necesaria, así que a ver cómo podemos hacerlo :)

Submit a comment