Apple y Ponzi

Esta semana en los feeds que leo ha habido todo un debate sobre si la seguridad social sigue o no un esquema Ponzi y bajo qué condiciones puede ser sostenible.

Sin embargo, me he divertido mucho más con la visión de Apple como un esquema Ponzi. Aquí una gráfica que muestra el valor de la acción de Apple y la entrega de dividendos a sus accionistas, cortesía de Modeled Behavior.

¿Se mantiene Apple gracias a un esquema Ponzi?

La (D) muestra la entrega de dividendos a los accionistas. La última vez que Apple hizo eso sucedió en torno a 1995, pese a que trimestre a trimestre bate records de ganancias. De esta forma, la única forma que los accionistas tienen de obtener beneficios es vender sus acciones a precio superior al que se compraron, y si la no entrega de dividendos se prolonga, la única forma de obtener beneficios para los nuevos compradores es cruzar los dedos para vender, más adelante, aún más caro.

Puede uno pensar que Apple tiene beneficios, ¿qué sucede entonces para que no se reparta entre los accionistas? El asunto es que gran parte de ese dinero es un fondo de reserva en previsión de luchas legales (contra Google, por ejemplo), lo cual explicaría que la cúpula de directivos esté tan animada con el asunto de las guerra legal por el control de los móviles: o justifican constantemente esa reserva para pleitos o no les quedará más remedio que repartir beneficios, algo bueno para los accionistas pero no tanto para los gestores, porque los incentivos de unos y otros no están alineados (en absoluto). Ah, el consabido problema principal-agente, once and again.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. Salud

    Pero sigue sin ser un esquema Ponzi en tanto que no depende de la cantidad de “incautos”, incluso estos pueden reducirse y aun así ganar (entiendo la idea de la analogía, de todas formas).

    Hace mucho tiempo que los (grandes) inversores dejaron de comprar acciones para sacarle el jugo con los dividendos, pero mucho-mucho (salvo cuando tienes grandes cantidades de acciones acá o allá). Y sí, existe un verdadero divorcio entre los “dueños” y los gestores, y a veces es peor cuando hay unos dueños que son a su vez gestores, siendo minoría solo velan por sus intereses.

    Hasta luego ;)

    • ¿Qué hace al monje: el hábito o la cruz? Siempre pensé que la clave del Ponzi era la acumulación exponencial de capital que servía, a duras penas, para pagar las vías de agua que hunden el barco. Y es posible que la clave esté en que ese capital provenga de una cantidad exponencial de personas. Según tu visión el drama de Ponzi estaría en la masa de personas que se quedan colgando (algo totalmente cierto), y sin esto el sistema no pasa de ser una especulación como otras tantas que, claro, puede salir mal.

      Interesante, como digo arriba :)

      Saludos!

  2. Una empresa que reparte dividendos le está diciendo a sus accionistas que no tiene manera de invertir su dinero y, por eso, se lo devuelve. Apple ha demostrado que sabe como invertir el dinero de sus accionistas y, por tanto, no tiene sentido que reparta dividendos, dado que genera plusvalías generando valor gracias a sus nuevos productos.

    • No se trata de repartir todo, puedes usar parte de los beneficios para recapitalizar la empresa, es buena idea reinvertir para seguir creciendo. Pero ¿de qué me sirve un beneficio que se retrasa dos décadas en venir? Que me venga algo tampoco está mal, me permite (mira por donde) reinvertir pero diversificando aún más… todo ventajas ;)

  3. Este conflicto entre dividendo (renta) y cotización (incremento de patrimonio) siempre me parece interesante. Para el gestor , no tener que soltar la caja y reinvertir siempre es más interesante, pero lo cierto es que la fiesta se termina con todo el mundo vendiendo el día en que no eres capaz de seguir creciendo el patrimonio. Ese día, eres una industria madura. Supongo. Y tienes que dar dividendo.

  4. Igual que en el caso de los sueldos de los ejecutivos, tb en este caso podría considerarse como solución el doble consejo que propone Juan. El segundo consejo, al que llama Consejo de Vigilancia, velaría por los intereses de los stakeholders (incluidos los shareholders) y, por tanto, supondría un contrapeso frente los ejecutivos y el juego principal-agente en el que éstos están enredados. En busca de ese punto medio que comentas :)

Submit a comment