Apple, libros electrónicos y competencia

«I just found out that Apple is rejecting my new manifesto Stop Stealing Dreams and won’t carry it in their store because inside the manifesto are links to buy the books I mention in the bibliography.

Quoting here from their note to me, rejecting the book: “Multiple links to Amazon store. IE page 35, David Weinberger link.”

And there’s the conflict. We’re heading to a world where there are just a handful of influential bookstores (Amazon, Apple, Nook…) and one by one, the principles of open access are disappearing. Apple, apparently, won’t carry an ebook that contains a link to buy a hardcover book from Amazon.»

Seth Godin, en Who decides what gets sold at the bookstore
(vía un comentario de Odn en el post anterior sobre software libre autárquico)

Esto con un libro cualquiera, escrito sin ese maravilloso software que sacaron y que impide (en los términos de uso) vender en una tienda de la competencia un libro que hayas escrito con él. Imaginen que Microsoft hubiera dicho que todo libro que alguna vez, en alguna etapa de escritura, revisión, correcciones o maquetación (sic) hubiera pasado por Word no pudiera venderse más que en la tienda de Microsoft. Fnac y Casa del libro habría cerrado por falta de género en las estanterías. Y ahí tenemos a Apple haciendo la de siempre (bloqueando a la competencia hasta el límite). Amazon no es una hermanita de la caridad, pero en este caso es la víctima. ¿Qué opinan de este movimiento esa mayoría indómita de gurús encantados con su iPad, su iBook, su iWant. Peligrosa iNgenuidad.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

16 Comments

  1. Igual que hace tiempo había pequeñas librerías independientes de confianza (que murieron ante las grandes librerías) necesariamente naceran librerías independientes online para todas aquellas personas que no necesiten que Apple o Amazon les digan lo que tienen que comprar y pensar.
    Jose, ¿crees que será posible la coexistencia de la red centralizada como nos quieren imponer y redes alternativas, descentralizadas y distribuidas, que escapen a esta gran centralización? ¿tendremos siempre que pasar por Apple, Amazon o Facebook para ir a cualquier otro sitio?

    • La pregunta que formulas es la gran pregunta de nuestro tiempo. ¿Tengo una respuesta? No del todo, pero juguemos…

      Formalmente existirán, porque la técnica lo hace posible. Al menos mientras exista neutralidad en la Red.

      Y, ¿socialmente? Falta saber cómo se va a codificar socialmente el uso de estas redes: ¿será reputacionalmente costoso? ¿serán los usuarios vistos como raros sospechosos, frikis tecnófilos inofensivos o criminales peligrosos? De ser un friki inofensivo a ser un raro la cosa cambia, pero muchas personas pensarán que ese coste social no es tan alto y seguirán usándolas. Si el uso de canales minoritarios comienza a ser percibido como algo de minorías y el mensaje oficial sigue siendo el de «criminalizar la diferencia», la cosa puede ser peliaguda.

      Ahora bien, mientras se fragua un convenio social acerca de estas cosas, algunas corporaciones tienen posibilidad de influir en el rumbo de los acontecimientos. Si todo va como parece, Amazon va a ser el gran dominador de la venta de contenido digital (de libros a películas, pasando por todo lo intermedio). Apple no le va muy a la zaga, pero Amazon tiene ese gran sello de «vendemos lo que sea y te lo ponemos en casa en 2 días si lo quieres en formato físico». En concreto, Amazon se va a comer el mercado del libro electrónico si nada lo impide.

      Pero ese impedirlo no puede ser a costa de una estrategia similar con aspiración monopolista. Debería ser ese enjambre de pequeñas tiendas que apoyándose unas en otras, consiguieran armar una respuesta competitiva al gigante.

      En fin, que está complicado y no tenemos una respuesta… Lo que más me da qué pensar es saber cómo serán percibidos socialmente los usuarios de redes minoritarias/tiendas minoritarias. De la existencia (o inexistencia) de esa presión social depende en gran parte las condiciones sobre las que se establecerá un equilibrio…

  2. Ingeniosa esa última i :) Ayer Gardner Campbell asociaba el fenómeno my y i en servicios y aplicaciones a reduccionismo. Ese querer serlo todo para ti no puede ser otra cosa que reduccionista, dada la imposibilidad de que un cacharro o un servicio lo sea todo. Aunque saques uno o dos nuevos cada año. Es bueno que casos como éste lo dejen claro.

    • No es sólo que sea reduccionista, sino que por parte de quien lo dispone de esa forma pretende inducir esa visión reduccionista: que el receptor/usuario crea que efectivamente todo lo que necesita sobre libros/música/gestión de cuentas es eso que tú le das, que no necesita nada más, ni nadie más.

  3. Hola, descubrí por casualidad esta página y ya me he subscrito vía RSS a ella, me parece magnífica. Estuve leyendo unos cuantos posts anteriores y sobre el de la colonización tabletoide y smartphónica me gustaría poner este enlace que no sé si conocerás, pero creo que es muy interesante: http://www.linuxzone.es/2012/02/29/la-fsfe-inicia-una-campana-llamada-libera-tu-android/ En ella hay un enlace a la página de la que se habla en ese artículo: http://fsfe.org/campaigns/android/ No es la panacea, ya que no funciona con todos los smartphones, pero al menos creo que es un comienzo. Un saludo y felicidades por el blog.

  4. ¡Muchas gracias, Julius! ¡Es una gran iniciativa! Si todo fuera bien, igual no muy lejos podemos elegir si queremos algo como Android/iOS o un verdadero linux en nuestro móvil… de momento, estas campañas son muy importantes (por lo técnico, pero sobre todo por la concienciación que generan)

  5. Parte de la ironía es que Seth Godin lleva ya tiempo vaticiando el cambio en el negocio de discográficas y editoriales a la usanza Siglo XX (dominio de la distribución). Godin resalta el hecho de que la descentralización digitalizada permite que el creador (en música, programación, escritura, fotografía…) pueda olvidarse de tener que conquistar mercados: crea su grupo de seguidores fieles y lo cultiva. El creador o creadora no vende nada (como sí tienen que hacer las grandes distribuidoras), sino que es su “tribu” quien está atenta y dispuesta a comprar lo que produce. Es proactiva.

    Siguiendo a Godin, puedo imaginar que algunos exitos muy sonados, all over the net, pudieran sentar precedente y, sobre todo, ser guía e “inspiración” a otros creadores. Si Lucía Etxebarría supiera lo fácil que es autoeditarse, sabría que la distribución la puede controlar ella desde su propio blog, pagando unos cientos de eurines para resolver el “how-to” que no tiene por qué saber. Y obteniendo luego mucho más, monetaria, profesional y emocionalmente a cambio de su trabajo.

    Creo que fue el año pasado cuando Godin puso en marcha la inciativa que enlazo/referencio al principio, The Domino Project. Quien se apunto a ella fue Amazon.

    • Sip, creo que aquí alcanzamos un cambio de ritmo.

      De un lado, Godin lleva diciendo lo que otros muchos toda la década: Internet neutra, red incontrolable, descenso de barrera de entrada, más competencia, larga cola, … creación de comunidades de fans. Yo creo que ésa vía sigue abierta.

      Pero también creo que al vendedor de best-seller le sabe a poco. Godin, ciertamente, vende best-sellers. (De Etxebarría mejor ni hablo, es un insulto y el post de Casciari merece un gran marco.) Así que currarse las 3.000 pequeñas librerías online no compensa cuando puede estar en Amazon, iTunes y otro par de librerías grandes. Porque al final disponer y estar presente en el escaparate más grande también cuenta.

      Hace ya 3 o 4 años, ya en 2008, describí la recentralización como la amenaza para la «larga cola». Sobre recentralización hemos hablado mucho más, ahora sabemos que en el límite devorará incluso a la neutralidad de la Red.

  6. Primeramente quiero agradecerte el trabajo de información, de advertencia en temas de privacidad y de libertad digital que llevas haciendo años. Por algún motivo, ahora soy mas consciente de muchos de los temas y, en gran medida es por haberte leído a ti y a otros que pregonan sobre el tema.
    Sin comerlo ni beberlo te escribo desde un IPad y desde Navidades tengo un kindle 4. Vivo , pues, de primera mano los conflictos de formato de los libros y me encuentro en la situación de pagar 10-15 € para solo poder leerlo en uno de los dos dispositivos…. Esto no tiene ningún sentido! Pago para que otros me digan donde puedo leerlo! Y esto es solo un ejemplo… En la adversidad son buenas las dictaduras o los monopolios… Pero cuando las necesidades no son imperiosas hay que luchar por la libertad en todos los aspectos.
    Cada vez mas convencido de un software libre, un hardware libre, un conocimiento libre…. Libre como en libertad.

    • Sip, no es que sean buenas, pero es cierto que en la adversidad puede parecernos que una situación extrema requiere una solución extrema.

      Lo cierto es que yo tengo un Nook, aparentemente mucho más abierto que Kindle (en parte sí, al menos soporta ePub), en el que no he comprado ni un libro porque me parece inapropiado pagar un libro con DRM. Ni siquiera sabiendo que me lo puedo cargar. Pero me jode, porque si me vendieran libros sin DRM y sin limitaciones, habría pasado por caja alguna vez, algo sin duda bueno para mí (porque habría encontrado rápidamente el libro que me apetecía leer), pero bueno para ellos (un libro vendido es más que ningún libro vendido).

      En fin, que el problema de esta situación es que es como esos geles de agar-agar para electroforesis. Son el terreno de juego y ahí andamos todos avanzando penosamente, a impulsos.

      Cuando tus responsabilidades te lo permitan, avísame y nos hacemos una cañita (aunque sea sólo una, je je) :)

    • Coincido en los lamentos de todos sobre Library.nu y Gigapedia, sigo pensando que la respuesta ha de ser distribuida, un buen sistema p2p.

      Gigapedia era a los libros lo que Megaupload a las películas. Era cuestión de tiempo: tenía que pasar y lo sabemos hace una larga década.

      Por la naturaleza de los libros (una afición para minorías en los tiempos que corren), la centralización de sitios tipo Library.nu es tentadora. Mientras para ver alguna serie nunca usé Megaupload y siempre mi querido Transmission, para buscar libros recurrí durante un par de años a ese sitio porque encontrarlos en el p2p es complicado. Pero no hay alternativa: sabemos dónde está el futuro y no seguir ese camino es negligente por nuestra parte ;)

  7. ¡Qué interesante!

    Usé Zotero un tiempo y al final, como no me compensaba, me volví a usar JabRef (que trabaja en formato BibTeX), que es lo que había usado hasta entonces. Menos integrado con herramientas modernas, pero 100% LaTeX, lo cual para mí era (y es) una ventaja :)

Submit a comment