10 acciones para defender tu privacidad

o Diez formas de engañar al Gran Hermano, que es como lo ha llamado su autor original. Este es un decálogo publicado por Nick Rosen (editor de Off-grid.net) en Comment is free de Guardian.

  1. Compra un teléfono móvil libre de traza. Esto viene de perlas precisamente hoy.
  2. Asegura bien tu correo-e. Usa cifrado de e-mail, él propone Hushmail… yo propongo cualquier servicio, mientras cifres tus mensajes.
  3. Asegura bien tu ordenador y tus documentos. Borra tus archivos temporales y asegura que nadie tenga acceso a tus archivos. Las fotos digitales guardan la firma con el número de serie de tu cámara, que quizá no pagaste en efectivo (existe traza).
  4. Sé invisible a las cámaras. ¿Qué tal usar ropa con capucha? Aquí es menos chungo, pero nuestros vecinos británicos podrían tomarse esto en serio… ya.
  5. No te apuntes a cualquier lista de correos. O lo que ya dijimos aquí: ten cuidado con los datos que regalas en internet.
  6. Evita que los supermercados conozcan tus hábitos de compra. Evita las tarjetas de fidelidad, evita pagar con tarjeta compras pequeñas (menos de 20-25 euros). Rechaza productos con RFID (como la leche pascual).
  7. Evita a los departamentos de publicidad de las compañías energéticas. Vivir completamente desconectado, con paneles solares y cosas así. Es un reto inabordable a gran escala en la actualidad.
  8. Manten tu coche fuera del sistema de reconocimiento automático de matrículas. Lo más sencillo es ir en bici (que no sea de estas municipales con RFID, claro). Pero si no puedes dejar el coche en casa recurre a trucos: cambia la luz normal que ilumina las placas por bombillas infrarrojas que saturarán el detector del sistema (¡idea brillante!).
  9. Cuida tu número de la Seguridad Social. Está claro, más aún que el DNI, el número que define todo lo que eres para el gobierno es el de la seguridad social. No lo vayas poniendo por ahí… eso sí que es un identificador.
  10. Compra fuera del sistema. Tiendas de 2ª mano que funcionan como «mercadillos» de lo que la gente ya no quiere o necesita, de lo que han recogido por ahí. Bueno… curioso al menos.

Interesante decálogo, aunque incurre en el corolario de la ley de godwin para la privacidad ;)

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Creo que en lo de la privacidad hay que tener cuidado pero tampoco tenemos que obsesionarnos. No es plan de por ejemplo tirar a la basura tarjetas de crédito usadas sin romper o tickets con nuestra firma puesta (hay que tener cuidado y destruir bien todo ese tipo de cosas) pero tampoco pasa nada porque una tienda a o dos tenga datos nuestros o sepa lo que solemos comprar. Que nos puede beneficiar a veces esas cosas cuando nos lo personalizan. Viví en Inglaterra durante algún tiempo y es graciosísimo el horror que le tienen al hecho de tener un carnet de identidad. Yo les estuve explicando que en España lo tenemos desde hace años y lo único que hace es facilitarnos la vida. No veas lo que tuve que liar allí para poder demostrar en correos que yo era yo para poder recoger una carta cuando en España con presentar el DNI va listo.

Submit a comment