Weizenbaum revisited

Cuando Weizenbaum decía que «el hombre todavía tiene el privilegio de apagar el ordenador» se refería a la aparición de la Inteligencia Artificial y de un futuro en el cual las máquinas reclamen, apoyados en esa inteligencia, derechos. En estas llega Microsoft, el mal hecho bits, que acaba de obtener una patente de software en los Estados Unidos que permite dar una vuelta de tuerca al ya viejo adagio: el hombre todavía tiene el privilegio de apagar el ordenador, pero tendrá que luchar mucho para conservarlo frente a Microsoft y su patente. No sé cómo será el futuro pero, a corto plazo, parece que pese a lo que creía Weizenbaum, cuando se trate de apagar el ordenador el enemigo no serán las máquinas inteligentes, sino los humanos tontos y sus absurdas patentes de ideas.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Yo siempre pienso que algún día, en las escuelas, o como quiera que se haga la educación, los maestros contarán a sus alumnos que abrirán los ojos como platos y puede que lleguen a la risa, que en los albores del siglo XX y el comienzo del siglo XXI alguien podía reclamar y conseguir un monopolio por escribir un código para apagar un ordenador o para pagar la compra de un libro con un sólo botón.

    Necesitamos bufones. Necesitamos bufones que hagan reir al público ya para que, como se supone que han hecho los bufones, crea el rey que está vestido pero todos piensen que está desnudo. Es de risa si no es por el pánico que da: creeré que el mundo ha cambiado cuando vea a Chiquito de la Calzada descojonado por una patente.

  2. A partir de ahora tendremos que dejar los ordenadores encendidos y provocar un corte de suministro eléctrico para reiniciarlos. Sinceramente no me puedo creer que esto ocurra hoy día. Finalmente no creo que hayamos avanzado tanto.

Submit a comment