Vigilantes privados vigilando espacios públicos

Una noticia que me ha sorprendido, al hilo del comentario sobre el número de vigilantes privados en Málaga, que ya superó al de policías públicos.

En aquella noticia se decía que el aumento de policía privada se debía al auge de la construcción y a la «percepción de inseguridad». La afirmación es más que discutible, pero se cae sola cuando uno lee que 10 parques públicos de la ciudad son vigilados hace meses por policía privada (Diario Sur).

Parece que alguien olvidó tener en cuenta en el auge de la vigilancia privada el que ésta esté desplazando de sus funciones a la policía pública. Y eso que ni siquiera comentan que en aeropuertos y estaciones de tren son vigilantes privados los que controlan todo el proceso de embarque. Con una mano nos dicen que son tareas de altísima seguridad y extremadamente sensibles, y con la otra confían la seguridad a un ejército de mercenarios privado. Paradojas de la vida, porque yo (puestos a elegir entre opciones que no nos gustan) prefiero la primera.

Los parques públicos controlados por policía privada son Parque de Málaga , Parque del Norte, Parque de Huelin, Parque de la Laguna de la Barrera, Parque de San Miguel, los Jardines de la Coracha, Parque de Los Angeles, Parque del Morlaco, Parque Litoral y las dependencias del Servicio de Parques y Jardines en Finca Quintana (Ciudad Jardín). No son precisamente parques pequeños, algunos son sin duda de los más grandes de la ciudad y en conjunto resultan en una cantidad importante de las zonas verdes de recreo de la ciudad.

Desconozco si esta situación se repite en otras ciudades, ¿alguien sabe algo?

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Todos los días cruzo el recinto ferial. Para el que no sea de Málaga, está situado en las afueras, y supongo que por ahorrar costes, las casetas se mantienen durante todo el año, pero claro, a cambio hay que pagar a vigilantes privados.

    Para colmo, las fuentes y farolas del recinto permanecen encendidas todo el año (las fuentes 24 horas), a pesar de que hay vallas que impiden el acceso a la mayor parte del recinto.

    Estoy en El Bidorto

    • Yo también lo cruzo cada día… siempre me hizo gracia que la moto que vendieron cuando quisieron quitar el otro recinto ferial era «en este las casetas se desmontan y el terreno queda utilizable para cualquier otra cosa el resto del año». Evidentemente era mentira, pero eso ya no importa, los jóvenes que sale ahora a la feria no han conocido otra cosa que ese ghetto que nos construyeron, y no lucharan por algo mejor porque, sencillamente, no saben que ya existía algo mejor y nos lo quitaron :)

  2. Denominar mercenarios privados a los vigilantes de seguridad es como llamar matasanos a sueldo a los medicos privados, dictadores de la palabra a los profesores privados o sacadineros a las cajeras de supermercados.

    El hecho de que un empleado sea ”público” o funcionario no lo ahce mejor, ni hace que trabaje más eficientemente.
    Hechos son, cuando vamos a alguna ventanilla donde con desgana suele atender un funcionario -si no está amorzando o charlando con alguien-.

    Los vigilantes de seguridad deben formarse y examinarse ante la DGP, para realizar sus tareas -otra cosa es la intrusión, por parte de los llamados auxiliares de servicio y mal llamados, auxiliares de seguridad, sin formación ni habilitación oficial-.
    Las funciones del personal de seguridad privada vienen recogidas en la LEY DE SEGURIDAD PRIVADA de 1992 y reglamentos sucesivos de 1997, y 2003, entre otros.

    En fin, he ahí la incultura y desinformación patente en el hilo de este mensaje.
    “Mercenario”, si seguro que vd. lo es desde el momento que trabaja por dinero, para vivir. ¿O no?

    Saludos.

    • Si a un policía lo pagamos entre todos, se debe a todos nosotros.
      Si a un guarda de seguridad le paga una única persona, no se debe a todos nosotros.

      Creo que no es tan difícil de explicar lo que digo. Yo podría tener un trabajo mucho mejor remunerado si fuese mi interés, pero me dedico a cosas con las que me implico; así que no, no me considero mercenario.

Submit a comment