Un andaluz, una placita fija

«Así llegamos al siglo 21 con una clase empresarial aversa al riesgo es decir, en Andalucía nadie invierte en un proyecto empresarial sin antes asegurarse un buen número de subvenciones. Lo cual supone una clara alteración de las reglas de mercado. Si a eso unimos que la universidad no es capaz de generar alternativas ni en lo ideológico ni en lo humano, vamos que son funcionarios enseñando a los alumnos como ser buenos funcionarios

Maki, un andaluz, un puestín.

En realidad no es así y yo os he mentido. Marcos habla de Asturies y no de Andalucía pero, ¿a que si no confieso que miento no lo habrían notado? Claro, porque aquí sucede igual y no suena descabellado contextualizar ese párrafo en Andalucía. El post entero, en lo de Maki.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

    • ¡O en un ayuntamiento! ¡Da igual en cual! La gente se prepara unas opos y se hace la ruta de los pueblos. Si la misma oposición sale en febrero aquí, en marzo allí, en abril un poco más allá… pues se apuntan a todas y hacen todos los exámenes hasta que aprueban una. Luego… luego dios dirá qué hacemos con una vida triste en un pueblo perdido, ¡pero con una placita fija en el ayuntamiento! :D

      ¡triiiiistes, coño!

  1. No entiendo del todo el post. Quizás es que ya me haya abducido el gigantismo empresarial, el sinsentido de las multinacionales o yo qué sé… pero, ¿qué hay de malo en buscar una buena relación salario/tocada-de-huevos cuando el trabajo que hay suele ser degradante/mecánico-hasta-morir? Invierte quien tiene dinero para invertir (empresario cabrón), y esos son los que ofrecen los trabajos degradantes.

    Me gustaría saber si Eroski, camino de convertirse en la mayor cooperativa del mundo, funciona algo mejor. Por lo que a mí respecta, entiendo que se huya de todo riesgo, porque éste va a aparejado a un capital que no se tiene o a unas condiciones de esclavillo que nadie desea.

    Saludos. Andrelo.

    • He intentado hacer un comentario de respuesta 3 veces, nunca he logrado ser conciso y no quiero enfollonarme.

      A ver si un día con ganas respondo. Entiendo que la gente se refugie ahí, en esa comodidad, pero creo que lo hacen porque no se les brinda otra opción y por puro miedo a intentarlo. No creo que la condición de empresario conlleve ser cabrón (eso va con la persona, claro… algunas son empresarios).

      Este país está plagado de funcionarios que producen nada cuando son gente formada que podría ser muy válida. Me pregunto hasta cuándo habrá pasta para mantener este ritmo y cuánta innovación estamos perdiendo por no darle a esa gente capacidad/oportunidades/motivación para innovar.

      Bueno, muy muy resumido. No logro explicar todo… hablamos!

Submit a comment