Tony Soprano y la fantasía de redención

Tony Soprano, interpretado por James Gandolfini

Por fin terminé de ver Los Soprano. Una serie que comencé a ver hace un par de años y de la que vi un par de temporadas para luego abandonarla (ahora no recuerdo el motivo, pero creo que me desenganché tras varias semanas excesivas de trabajo en las que no tuve tiempo para ver siquiera un episodio). Hace unos meses logré retomarla y debo decir que es una serie excelsa. Muy, pero que muy recomendable.

Añadiré, para poner en contexto mis afirmaciones, que no veo muchas series. De hecho, salvo The Wire no he visto en los últimos años ninguna serie larga. Vi Rubicon (1 temporada) y Treme (también 1 temporada). Así que quizá carezco de mucha información sobre otras series; pero bueno, como decía aquel, «quizá no sé de arte, pero aún sé lo que me gusta».

No puedo entrar a detallar aspectos de la trama, por no meter spoilers y porque carece de sentido en este caso. Habría tantos detalles que comentar que el post se haría demasiado largo, y demasiado aburrido; me presto a comentarla con una caña en la mano.

Querría comentar algún detalle sobre el protagonista central de la serie, que no es otro que un Tony Soprano excesivo e impresionante encarnado por el recientemente fallecido James Gandolfini. ¿Pero qué detalle escoger de un personaje tan matizado y complejo? Seguramente destacar esa ilusión de redención que parece mostrar en algunos tramos finales de la historia.

Creo que da una visión interesante sobre el personaje: un hombre rudo, valiente, acostumbrado a luchar para conseguir todo lo que se le antoja, sin que los medios importen en absoluto para lograrlo. Un hombre niño caprichoso y por momentos ingenuo. Tan ingenuo y cándido como para creer que todo puede salir bien y tener arreglo.

Esto es algo que cualquiera de nosotros cree a menudo, porque si no nos volveríamos demasiado locos pensando hasta en las pequeñas consecuencias de cualquier decisión que tomamos. Pero es absolutamente sorprendente en un jefe de la mafia impulsivo y de furia descontrolada. Alguien que tras vivir toda la vida en el modo en que la vive, de tomar las decisiones que tomó (muchas de las cuales sin duda alguna pudo evitar), aún tiene una ventanita de esperanza a través de la cual cree poder redimirse, y vivir con su esposa, y ayudar a sus hijos. Quizá ser abuelo. Una fantasía que quizá sólo se vea quebrada al final, muy al final… aunque bueno, eso es algo sobre lo que cualquier afirmación es en realidad una interpretación de la incertidumbre con la que nos tocará vivir.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

One Comment

Submit a comment