El problema no son las cookies

En un buen artículo en Mercury News acerca de la progresiva muerte de las cookies como tecnología encontramos lo siguiente:

«Las cookies se han vuelto frágiles. Las personas no se fían de ellas; los navegadores comienzan a bloquearlas. De modo que la industria está buscando un reemplazo. Pero no son las cookies lo que la gente no le gusta. Es el seguimiento.»

Justin Brookman, Center for Democracy and Technology.

Por lo demás, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • En ese artículo, escrito desde Estados Unidos, no se menciona otro palo más en las ruedas de las cookies, la directiva europea sobre almacenamiento de datos en el dispositivo del usuario y su trasposición a las legislaciones estatales. Recomiendo el artículo sobre ley de cookies en Cartograf.
  • Aunque destacamos esa frase, el artículo no dice nada que no hayamos mencionado aquí sobre la obsolescencia de las cookies y lo inane de regular su uso por el modo en que se ha hecho, pero además por el momento en que llega la regulación.

En cualquier caso, un tema para no olvidar.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment