So long, and thanks for all the lasers

Marzo de 2010 ha sido el mes en el que menos se ha escrito en este blog (7 posts contando éste) desde el día en que se abrió, allá por 2005. Bueno, eso descontando el mes que tardé en tener internet cuando llegué a Alemania para trabajar allí durante un tiempo. Este mes ha sido diferente porque este mes tenía acceso a la red. Anteriormente, febrero había rebajado ese récord, lo que hace además una combinación de dos meses consecutivos con poca actividad.

Esto ha sido así porque estos últimos meses he estado dando el impulso final a una labor que me ha ocupado durante los últimos años: la realización de una tesis doctoral en química láser, algo de lo que casi nunca he hablado por aquí pero que alguna vez salió a relucir (era más visible con el primigenio tagline de este blog). Una tarea sobre la que al final tengo muchas sensaciones mezcladas pero sobre la que algunas de las más relevantes están vinculadas con la motivación necesaria para llevar a buen cabo las cosas que hacemos desde bien temprano por la mañana y cómo eso va a determinar la cantidad de disfrute que extraigamos de nuestra principal actividad diaria (que no es dormir, sino trabajar).

Ahora que he finalizado eso que me ha ocupado, espero tener más tiempo para bloguear por aquí; si no lo hiciera no será porque no haya cosas que comentar. así que tan sólo denme unos días para ir recuperando el ritmo. Si todo va bien, habrá cosas que contar. No será por falta de ganas de darle a las teclas, así que más pronto que tarde irán apareciendo los posts.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

Submit a comment