La situación de la privacidad en el panorama post-electoral

Acabó la campaña electoral y pasaron las elecciones. Desde mi perspectiva personal, esta campaña quedará como la campaña de No vamos a ser menos. Una campaña electoral que hemos vivido con un mensaje positivo para un momento en el que comienza a ser urgente un cambio de rumbo que difícilmente vendrá de los partidos políticos, un tipo de organización surgido hace 2 siglos para solucionar los problemas de entonces, y no los de ahora. Pero esa es otra historia.

Como en todas partes van a hablar desde otros puntos de vista, yo quiero compartir una reflexión que toca más mis inquietudes: ¿qué significa para la privacidad y las libertades digitales el resultado de estas elecciones?

En realidad el resultado en estas elecciones, cuando hablamos de libertades digitales y privacidad, es el inmovilismo. Y es negativo porque el inmovilismo, en este caso en que la inercia es negativa, significa que seguiremos a peor porque nadie va a cambiar el rumbo. Esto estaba bastante claro ya que en estos ámbitos PSOE y PP (que se erigen como el paradigma indeseable, uniformizante y bipartidista de 45 millones de voces reducidas a tan sólo 2) son como el Frente Judaico Popular y el Frente Popular de Judea de La vida de Brian. A este respecto tienen posturas muy parecidas (y muy impopulares) que han sabido enterrar en las disputas tradicionales más simples y fáciles de explicar (tú rojo separatista amigo de villanos, tú facha nostálgico monaguillo de cardenales). Divide y vencerás, habrán pensado. Les echamos alpiste, se la pasan discutiendo por problemas que se debieron resolver hace un siglo y mientras tanto a lo nuestro: levantamos el cercamiento digital y la sociedad de control. A veces todo hecho real es sorprendente.

Sin entrar a debatir otros temas, de los que ya se habla demasiado, diré que en lo que nos atañe (el futuro de la libertad en una sociedad absolutamente dependiente de la red y las comunicaciones digitales) hemos tenido 4 años de mal gobierno y peor oposición; y que para desgracia de todos ambos actores ganan escaños. El panorama es desolador.

Comentarios al hilo del resultado electoral (sí, yo también quiero jugar a eso).

Comentarios acerca de lo que viene.

  • El congreso es aún más uniforme que la legislatura anterior y el PSOE repite así que no esperen que toquen ni una de sus leyes: ni la LPI, ni la LISI, ni la retención de datos, ni la traza privada, y que dios nos coja confesados porque en 4 años les da tiempo a empeorar todo eso y abaratar (aún más) el despido.
  • El que tuviera esperanzas en que Rajoy hable del canon mañana, que se busque una silla. Me juego la mano buena a que no hablará de ello hasta enerod e 2012. Espero que no haya engañado a mucha gente.
  • En el fondo no hay nada nuevo, porque no nos representaban ayer y no nos representarán mañana. Simplemente representan un sistema que ya no carbura bien. Sólo se representan a sí mismos y por tanto no podemos estar peor porque ya estábamos solos. Eso sí, ya que no estamos peor es un buen momento para mantener la calma.

¿Qué opino?
Estamos jodidos pero, como recomendaba aquel señor mayor: mantenga la calma, el mundo siempre ha estado desmoronándose. No me extiendo más, espero que estéis preparados porque el hemiciclo ha cambiado bien poco y es de esperar que los recortes de privacidad estos años se sucedan al mismo ritmo vertiginoso. Es el momento de la resistencia y cada uno tendremos que poner de nuestra parte: ¿Estáis preparados para pelear?

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.


4 Comments

  1. Ciertamente la legislatura pasada no ha dado muchas alegrías, pero precisamente por eso la gente (internautas sobre todo) han empezado a tomar conciencia con asuntos tan relavantes como la neutralidad de la red, privacidad o el canon.
    Digamos que no ha habido mal que por bien no haya venido. Es una lástima que la cosa siga tan fea, pero si se pusiera un poco mejor seguramente la gente bajaría la guardia.

    • Bueno, espero que tengas razón y la gente haya tomado verdadera conciencia… yo también veo avances en ese sentido (la gente ya conoce el problema y algunos comparten la opinión de que hace falta mejorar), pero de verdad creo que por ahora es muy insuficiente…

      Eso sí, optimismo sí: ellos tienen todo el poder y nosotros todas las propuestas :)

  2. Me parecen muy interesante tu comentario. Pero opino que hacer un análisis de un resultado electoral en un ámbito tan restringido me parece extremadamente parcial.

    No comparto tu análisis catastrofista, en primer lugar, porque nada es definitivo. Eso es lo bueno que tiene la democracia.

    Y, en segundo lugar, porque no hay en absoluto conciencia social de casi nada de lo que hablas. Si no hay conciencia social, a nivel político ¿qué vas a pedir? Lo único que ha desatado algún revuelo social es el tema del canon, y simple y llanamente porque rasca el bolsillo, pero por nada más. Así pues, critica a la sociedad.

    En cualquier caso, elevar el tema del canon a materia de estado, como han hecho algunos, me parece una sobervia ridiculez.

    Por otro lado, afirmar que no nos representan me parece muy inexacto. Representan, sin duda, al conjunto de la sociedad, lo quieras o no. Para bien y para mal. Probablemente no te representen a ti. Pero, de hecho, cuando votamos, no elegimos a un tú que te represente a ti, elegimos a un grupo que se pueda acercar lo más posible a la idea que podrías desear. Y si levantas la cabeza, miras a tu alrededor y analizas la sociedad en la que estamos, me parece casi un milagro que el grupo elegido sea de izquierdas.

    • Está claro que en las elecciones se elige una representación «proporcional» (ya sabemos que no, sistema d’Hont) a los habitantes de cada circunscripción. Evidentemente no pretendo ir contra eso, sino que aviso de que ninguno de los partidos políticos está por defendernos de este movimiento. Eso es una realidad, ninguno. No digo IU mejor que PP, PSOE mejor que LO-QUE-QUIERAS. Eso no se ajustaría a la verdad: la verdad es que todos votan a favor de este control porque les conviene, les conviene un ecosistema escaso en el que sus mensajes y su maquinaria sigan haciendo falta, ya que las nuevas tecnologías posibilitan la autoorganización de gente con intereses comunes y relaciones comerciales comunes sin necesidad de llamar a la puerta de los partidos para que les indiquen el camino.

      No digo «pepito malo, paquito bueno», no voy por ahí. Digo que son estructuras surgidas en otro entorno (el telégrafo) para solucionar otros problemas, y que esa metáfora de la organización social que representan los partidos está agotada. Hace falta algo más horizontal, por supuesto hace falta una estructura estatal que regule y ponga orden a lo más salvaje, pero para las cosas cotidianas y muchas más la democracia debe convertirse ya en algo más directo, más poder para la gente.

      Hace 200 años no era posible, ahora puede hacerse sin que se tambaleen los cimientos de nada. Ah bueno, sí… los cimientos de las viejas estructuras de poder (partidos políticos) temblarían bastante, por eso se resisten ;)

      Dicho esto, agradecer enormemente tu comentario. Saludos.

Submit a comment