La SGAE cabalga de nuevo: esta vez ataca a «A las barricadas»

La SGAE vuelve a la carga, después de haber atacado a la Frikipedia, después de amenazar a Merodeando, después de usar técnicas de bullying (o eso diríamos si en lugar de comportarse como Al Capone se comportaran como el niño malo del cole; si encontráis una palabra mejor podéis usarla) para obligar a la renuncia de varios sitios dedicados a colgar eLinks, que cerraron sin siquiera presión judicial. Ahora le toca al foro de contra información A las barricadas, que ha sido demandado por SGAE.

En un estado servil y mamón en el que el estado confecciona una ley al gusto de una empresa privada, la cual tiene derecho a reunirse con los ministerios de cultura e industria para marcar las directrices del proyecto de ley cuando los ciudadanos (en los que supuestamente reside el poder) ni siquiera fuimos invitados a la reunión, pues en un estado servil y mamón (volviendo al hilo) como éste resulta que nada nos asegura que nuestras opiniones realmente estén siendo expresadas en libertad. Pero no sólo eso, nada nos asegura que no nos obliguen a ser responsables de las opiniones de otros. Y es que demandan a A las barricadas por «un comentario ofensivo contra Ramoncín» (disculpen que no me sepa ni me quiera saber el nombre de tan selecto personaje).

El comentario a mí tampoco me parece lo más educado del mundo (habría que ver si eso que llaman injurias es simplemente la descripción de la realidad, pero no soy juez y no conozco a este señor), pero ese no es el tema. el tema es que denuncian al administrador de un foro en lugar de al visitante que vierte su opinión. ¿Por qué? Porque cazar visitantes a cañonazos es difícil, pero meter miedo a los webmasters para que nadie se quiera atrever a tener un sitio web y de ese modo eliminar toda comunicación (por la simple eliminación de la vía) es mucho más fácil.

Quieren meternos miedo, quieren que nadie tenga su propia ventana de opinión al mundo. Quieren la censura y la están exigiendo sin tapujos. Hay que salir a la calle, hay que protestar ya contra la dictadura del copyright. En 20 o 30 años el mundo que conocemos podría desmoronarse, y eso sucederá sin duda si nos limitamos a observar pasivamente.

Por cierto que me pregunto si no podría yo denunciar a la SGAE por injurias e infamias, cada vez que pongo mis DVDs originales (teniendo la sana convicción de que hacer eso es legal) me llaman ladrón, cada vez que voy al cine me llaman ladrón, cada vez que compro CDs vírgenes me llaman ladrón. Cada vez que paso música a mi hermano me llaman ladrón. Pensándolo bien me siento injuriado y esto es una falta contra mi honor, ya que como ciudadano no tengo antecedentes delictivos y nada hace pensar que mi día a día sea un robar constante. Ahí está el que fuera abanderado del punk español, la rebeldía en persona: el rey del pollo frito, intentando presidir la SGAE a toda costa. ¡Si es que no somos nada!

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment