Recuerden, recuerden, el 5 de noviembre…

Natalie Portman en V de Vendetta

«Nuestra historia empieza, como muchas de estas historias lo hacen, con un joven y ambicioso político. Es un hombre muy religioso y es miembro del partido conservador. Solo le importa su persona y no le importa el proceso político. Cuanto más poder obtiene, más obvio es su fanatismo y la gente que lo apoya más violenta se vuelve. Eventualmente, su partido lanza un proyecto especial en nombre de la seguridad nacional. En realidad, la verdadera meta de este proyecto es el poder. Completa y total dominación hegemónica. (…) Él sugiere que el objetivo no debe ser un enemigo del país sino el país mismo».

(extracto de un diálogo en V de Vendetta, traducción libre desde el vídeo en inglés -podría no ser literal-)

No sé porqué me parece tan familiar esta historia del político ambicioso que no escatima medios para alcanzar un fin. Veo a algunos que gobernaron y otros que aún gobiernan en sus países; y mucho me temo que vendrán más en el futuro.

V de Vendetta, una película magnífica de la que no hablábamos por aquí desde que se estrenó, hace ya un año y medio. Llena de guiños a los temas que tratamos en este blog, algunos demasiado actuales para ser una historia escrita hace casi tres décadas.

Claro que los autores estaban en pleno gobierno Thatcher, que se encargó de aplicar el modelo Neocon de privatizaciones y reducción de derechos a Reino Unido como no se había hecho en un país rico hasta entonces. Quizá el relato da repelús en este tiempo de Bushes y de Sarkos, con los ecos de las Azores, la soberbia de Aznar y las oposición rastrera de la derecha de este país aún calientes y con el olor a carne quemada de Irak cada día en el telediario.

En el siglo XX hubo más asesinatos de estado a ciudadanos del propio estado que asesinatos de ciudadanos extranjeros (por ejemplo, en guerras). En el S. XX, los dirigentes sin escrúpulos parece que encontraron más enemigos dentro que fuera de las fronteras. Por eso una sociedad bajo vigilancia debería darnos mucho que pensar. En estos tiempos en que el alienante supraestatalismo no democrático gana cada vez más fuerza y está más en vigor que nunca, ¿no creen que hoy es un buen día para dedicarle un post a V de Vendetta? :)

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment