Reconociendo al embaucador

«Los empresarios embaucadores suelen ser muy visionarios y carismáticos, atraen a la gente con discursos grandilocuentes que, por desgracia, carecen de fundamento práctico sólido. No confíes en los discursos, fíjate en la cifras reales. Sobre todo fíjate en las cifras de ventas. Las ventas son la sangre de una empresa.»

Sergio Montoro, en La pastilla roja.

El sábado por la noche disfruté (mucho) con El lobo de Wall Street, a la mañana siguiente el CEO de Gowex admitía (de forma algo ridícula, como si se estuviera confesando en la iglesia) que todo era un pufo inmenso y pedía perdón a todos (de forma implícita, por haberles robado el dinero) como si con esto fuera suficiente (como decía, como el que se confiesa en la iglesia).

Perfect timing.

Como ese tal Benjamin Franklin del que habla Sergio en su post, yo también he pagado de mi bolsillo viajes bajo la promesa de que me los reembolsarían, sin éxito ninguno. Una de esas ocasiones en que te quedas pensando «encima, me toca poner la cama».

Pero sobre eso hablamos otro día, mejor en una de esas escasas conversaciones efímeras de viva voz, que por escrito todo parece ajado cuando lo leemos más adelante.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment