Por un correo electrónico sin cadenas, ¡Rompe la cadena!

En el momento en que vivimos saber usar bien las posibilidades de comunicación de las que gracias a internet podemos hacer uso resulta muy necesario. Hay cientos de vías de comunicación y el correo electrónico es con toda seguridad la más importante. Cuando digo «usar bien» lo que quiero decir es «pensar antes de usar». Siguiendo la línea de Salud Básica del Navegante que inicié con el pequeño artículo dedicado a la navegación responsable vamos a hablar hoy de otro importante amigo de la inseguridad informática: El correo electrónico, también conocido como correo-e y más conocido aún como email (a menudo visto sin guión ni nada). Podríamos hablar de virus pero eso da para mucho y hoy estoy poco ambicioso. Hoy tan sólo quiero que entre todos aprendamos a no hacer perder el tiempo de los demás: Hoy vamos a intentar romper la cadena. De un artículo en faqoff tomo sólo unos párrafos que resumen de modo impecable la situación generada por las cadenas de correo:

¿Te imaginas que todo el mundo se dedicara a reenviar a todos sus contactos todos los mails que considera graciosos? Cada día al visitar tu cuenta de correo electrónico te encontrarías con centenares de e-mails, lo que haría prácticamente imposible el uso del correo.

Otro problema importante es la privacidad. Muchas empresas usan los mails en cadena para recolectar enormes listas de e-mails gracias a las cuales pueden enviar publicidad no deseada.

Participar de los mails en cadena es colaborar con el spam, así de claro.

Por esto, un par de consejos sobre los mails en cadena:

  • Usa el CCO. Si algo te parece realmente interesante y quieres enviarlo a tus contactos tómate 10 segundos para eliminar todas los emails que aparezcan en la cabecera y reenvíalo usando la CCO.
  • Ignora los hoaxes. Los hoax son mails en cadena que no son más que bulos o timos. Antes de hacerles caso, infórmate en internet sobre la fiabilidad de su contenido.
  • Comparte la información de estos 4 párrafos que acabas de leer (no con un mail en cadena claro está ;-) con toda la gente que conozcas aficionada a esta práctica.

Ahora ya sabes ¡Rompe las cadenas! No pierdas tu tiempo, no hagas a los demás perder el suyo.

Si tú también quieres abrir tu correo y encontrar sólo mensajes útiles no dejes de leerlo. No malgastes tu tiempo, no malgastes el de los demás.

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *