Por qué quiero que mi hija sea hacker

«Definamos, en primer lugar, lo que entiendo por “hacker”. Hay muchísimo FUD ahí fuera alrededor de este término. Las grandes instituciones que ostentan el control quieren que temas a los hackers, quieren que penséis que la mentalidad hacker es peligrosa. Esto no podría estar más alejado de la verdad. Los hackers son tan sólo individuos capacitados que quieren averiguar las cosas por sí mismos

qchapter, en Why i want my daughter to be a hacker
(descubierto gracias a Miguel Almeida)

Esto es sólo la entradilla, vale la pena leer el post completo.

¿Hay algo más que añadir sobre los hackers y su modo de ver el mundo que no hayamos dicho ya?

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. ¡Fantástico el texto que enlazas! Justamente la gracia que veo en proyectos como un portátil por niño (OLPC) y su predecesor mental el Dynabook de Alan Kay es poner en las manos de los niños las herramientas que les permitan aprender siguiendo esa ética hacker. Muchos objetan que en el caso de los OLPC en países pobres más vale dar de comer a los niños, pero yo creo que con herramientas así lo que se alimenta es su imaginación y la capacidad de organizarse y colaborar para salir adelante por ellos mismos, dándoles más herramientas para su futuro y su desarrollo personal.

    Si el sistema no criara a nuestros pequeños en la dependencia, la obediencia y la falta de crítica, tal vez tendríamos una sociedad donde ser un hacker no sería tan atípico.

    • no sólo donde ser un hacker no fuera tan atípico, sino una en la que pensar diferente, dedicar horas a tareas que no te rentan más que a nivel de curiosidad y aprendizaje, en general, donde ser diferente o «raro» (nótese que raro en sí ya es usado habitualmente como un adjetivo de combate: casi peyorativo) no esté mal visto. una sociedad en la que se pueda ser raro sin que te culpen por ello…

      y sí: en países pobres hay que dar de comer. La solución no es quitar dinero de educación y darles de comer: eso hacían con los esclavos todos los imperios que en el mundo han sido, mantenerlos con vida pero bien ignorantes y bien atados. La solución es darles comida y educación… en ese sentido el OLPC es un manual ilustrado para jovencitos (en la era del diamante saldrás de duda sobre lo que eso significa :D), si lo queremos ver así.

Submit a comment