¿Por qué el diccionario de la RAE no se publica bajo dominio público?

Se dice, se rumorea, por todos los rincones de Roma, que el próximo diccionario de la RAE vendrá cargadito de copyright de la peor especie en los tiempos que corren: el copyright que piensa y diseña aquel que nunca se ha acercado, ni remotamente, a nada que parezca la Red. Algo así como mirar al año 2011 a través del cristal de 1954, como en ese glorioso momento de The Sopranos.

No entro a validar la necesidad ni, sobre todo, la futilidad de mantener a un ente como la RAE absolutamente sobrepagada con el dinero de todos; I want my money back. La última vez que los saqué a pasear fue para hacerles un chiste que hoy volvería a firmar.

Dicen que quieren prohibir que enlaces a contenidos internos del diccionario y, por lo que sabemos, ya han comenzado el bullying (acá la primera víctima, aunque no sé cómo hacen para amedrentar a alguien que mantiene su web desde Montevideo).

Lo que me pregunto es por qué el diccionario, que se paga con dinero público, no está devuelto directamente a dominio público, que sería lo más justo: no tener que pagar para acceder a una obra que se ha confeccionado con mi propio dinero. Debería ser la norma para todo lo que se haga con dinero público, y no sólo para esto.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

9 Comments

      • ‘pero enseguida me he dao cuenta que no lo había puesto’ <- ¿no debería ser 'pero enseguida me he dado cuenta DE que'? En ese caso creo que está bien aplicado el 'de', ¿no? Por lo demás, suscribo. Debería ser de dominio público. Es de cajón, joder.

  1. Salud

    En lo importante estoy de acuerdo: Este tipo de trabajos, así como todo lo hecho con dinero público, debería «devolverse» a la Sociedad.

    No creo que con la actual ley eso sea posible con el «dominio público» (esto ya lo he comentado alguna vez en esta misma bitácora, sí con otras «licencias»), pero es que creo que se debería cambiar la LPI para obligar que lo producido con fondos públicos no está sometido al (c) (en la parte de derechos económicos exclusivos), como ya se excluyen, por ejemplo, las propias leyes, las sentencias y demás (y como se excluye en EUA lo hecho por el Estado).

    O sea, no debería ser una «liberalidad decidida» por las Academias (el DRAE no lo hace solo la RAE ni se paga solo con el dinero de los españoles), sino una obligación: Su trabajo al DP directamente. Por ley y tratado internacional entre los países cuyas academias hacen el DRAE, el DPD y demás obras.

    Yo sí le veo sentido a los diccionarios, y el DRAE (así como el DPD) mejoraron con los avances tecnológicos, el acceso gratuito, el enlace fácil, direcciones cortas para búsquedas («dominio/palabraabuscar»), etc., que ahora se pongan a bloquear accesos directos al contenido (¿¡por qué!? Eso es un retroceso en todo el más grande sentido de la palabra) o a perseguir a quienes dan información, pues no ayuda a las Academias si lo que quieren es mantener la autoridad, el prestigio, y el uso constante por parte de los usuarios (finalmente quienes damos sentido al propio DRAE).

    Y por el sentido que veo al DRAE, estas medidas que cuentas creo que van en contra de la propia esencia del diccionario y las instituciones que lo hacen.

    Encima: Que sea una editorial «externa» quien lleve la edición, imprenta y distribución del DRAE y demás es algo que tampoco he entendido, las academias tienen suficiente capacidad y dinero para autoeditarse, la alianza con Espasa no beneficia a un cambio de rumbo en las academias, ni en el acceso a las obras ni en nada. Coarta la capacidad de las academias para decidir de forma independiente sobre sus propios contenidos. Solo beneficia a Espasa.

    Hasta luego ;)

  2. Totalmente de acuerdo. Cambiar la ley para que exista el dominio público por defecto es una de las constantes que solemos decir los que comentamos por aquí. Con una derivada especialmente importante: la obsesión de tanto gurú tecnológico por las descargas ha adulterado el debate de tal forma que, en cuando haya normalidad en el acceso a música y cine “legalmente” estos temas morirán. Tristemente, el público se queda contento con Spotify.

  3. @Jomra y @Gonzalo, cuánta razón tenéis en que debería ser así por ley y no por dádiva divina. Y sobre el soslayo que se hace del tema mayor, que es configurar un marco que de cara al futuro permita a las personas ganarse la vida, cuando asimilamos el debate no mantenido sobre propiedad intelectual a las descargas. Porque la realidad es que es eso, pero mucho, muchísimo más que eso. Cada vez que aceptamos ese reduccionismo entorpecemos la propia defensa del futuro que queremos (y debemos) tener.

  4. Pues eso, en las leyes federales norteamericanas, está recogido que lo que hagan los funcionarios federales con motivo de su trabajo es de dominio público (salvo que quede bajo secreto de estado). Así, las fotos de la NASA, del US Fish and WildLife Service…

Submit a comment