Por cuenta ajena

«La empresa está pasando a ser un lugar contradictorio donde al mismo tiempo que nos hablan de conexión emocional se producen despidos y se contrata en condiciones precarias.»

Julen Iturbe-Ormaetxe, pasen y lean.

No es contradictorio, es cínico, ese contexto es hipócrita. Y quedarse ahí es el camino más corto hacia una infelicidad y un aburrimiento supremos, pero sólo entre las 8h y las 17h -si tienes suerte.

Está claro que la solución está en buscar alternativas: desde un trabajo que te llene algo más que los bolsillos, hasta liarte la manta a la cabeza y correr hacia tu propio chiringuito.

*** Bola extra: acabo de ver que David también habla del post de Julen.

4 opiniones en “Por cuenta ajena”

  1. ¡¡¡Tengo que decir tanto al respecto que prefiero no decir nada!!! Sólo esto: ¿dónde puedo comprar una manta que liarme a la cabeza? :) Bueno, diré otra cosa. Aparte de la desafección con la empresa en sí, es muy importante que trabajar con quien te ha tocado, en lugar de con quien has escogido, a veces puede ser muuuuuuuuuy difícil. Y esto lo comenta David, pero no lo toca Julen :)

  2. Estimado amigo, aprovecho este tablón de comentarios, aunque no venga a cuento del post, para felicitarte por este sitio, el más inteligente que he leído en años desde Supercedure. Me han encantado tu manera de enfocar todos estos temas de máxima actualidad y trascendencia. Me pregunto si habrás oído hablar de los célebres “anexos inquietantes” de nuestro querido Tratado de Lisboa que nos traerán los reyes magos: http://syti.net/ConstitutionAnnexes.html que en esta constitución europea “de facto” garantizarán para siempre el poder represor del Estado en los asuntos de espionaje que mencionas y privación de derechos, permitiendo incluso la pena de muerte.

    Enhorabuena por tus escritos, auguro que te seguiré diariamente a partir de ahora.

  3. Gracias a los 3 por los comentarios. Es verdad que este tema da para mucho y yo lo finiquité con brevedad… pero es que no tenía yo el tiempo para meterme a fondo :)

    Un saludo!

Comentarios cerrados.