Popularidad de los sistemas operativos (según Google Trends)

Vamos a jugar dos minutos con Google Trends, el medidor de tendencias de google que nos da una idea de la popularidad de lo que sea en función del número de búsquedas que se hace de ese término. Siempre en comparación con otro.

Mediante este método y observando la gráfica que tenéis justo a continuación vamos a decir que Ubuntu es ya mucho más popular que Mac OS X, SuSE y Debian, al menos si medimos la popularidad en el número de veces que los usuarios preguntan al buscador de Google acerca de sus nombres. Si analizamos los resultados de Trends, vemos que mientras Mac OS X, SuSE y Debian descienden ligeramente, Ubuntu crece hasta quedar muy por encima de ellos. Y eso aún considerando que el número de noticias que hablan de Mac OS X es, en general, mayor (vamos, que eso a pesar de que Apple se gaste una pasta en organizar KeyNotes para que se hable de sus productos).

¿Significa eso que Ubuntu es el sistema operativo más popular? Pues para los que estén pensando que veo la realidad desde un ángulo muy particular aquí tienen la demostración de que tanto Mac OS X, como SuSE, Ubuntu o Debian tienen un rival a batir en lo que a popularidad se refiere (de nuevo equiparando la popularidad al número de búsquedas): Windows. Claro, ya sé que es evidente, tan sólo hice esto porque en algún blog hace muchos días (¿alguien sabe donde para poner una vía?) ví una cosa de este tipo en el que se saltaban a Windows para dejar muy claro que Ubuntu es más popular que Mac OS X… Vale, no está mal pero hay que seguir mejorando. El documento gráfico:

Es similar a la superior, pero añadiendo Windows a la comparativa. Nos cuesta mucho identificar dónde quedan los demás y se distingue únicamente (un poco) la que sería la línea de Ubuntu, que ya vimos que había quedado «ganador parcial». Ea, aún nos queda mucho ruído por hacer…

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment